Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Presidenta Estatal del PRI, Yahleel Abdala Carmona, recibió un instituto que arrastra una deuda de casi siete millones de pesos con el Instituto Nacional Electoral (INE), deuda que a decir del Consejero Presidente, Eduardo Manuel Trujillo, no se puede negociar.

Debido a las multas que se ganó el PRI Tamaulipas durante la gestión de Sergio Guajardo Maldonado, el tricolor tuvo que destinar el 50 por ciento de sus prerrogativas al pago de multas que propinó la autoridad electoral por un monto total de 15 millones 747 mil 648 pesos.

Eduardo Manuel Trujillo, informó que hoy, la deuda directa del proceso de 2016 es de tres millones 398 mil pesos, lo que en suma con las nuevas sanciones del pasado proceso electoral 2018, son seis millones 499 mil pesos.

Detalló que la deuda por multas del proceso 2016, de tres millones 398 mil pesos, debe ser cubierta a más tardar el próximo mes de diciembre, sin embargo, el PRI no estará libre de deudas con el INE, pues deberá pagar las multas aplicadas por egresos no comprobados, registros contables no apegados al catalogo y captura en destiempo al sistema integral de fiscalización del Instituto.

Pero esos no son todos los “pecados” de la Presidencia de Sergio Guajardo, pues el INE también detectó registros extemporáneos, sub valuación de los pagos realizados, bienes adquiridos a precios mucho menores a los que comercialmente señalan y espectaculares ilegales en beneficio al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Cabe destacar que el Comité Directivo Estatal del PRI en Tamaulipas, recibe anualmente por concepto de prerrogativas, 37 millones 048 mil 355 pesos, presupuesto que se redujo cerca del 50 por ciento para el pago de multas interpuestas por el Instituto Nacional Electoral (INE). (Posta.com.mx)