Tamaulipas.- El Congreso del Estado aprobó reformas a la Ley Reglamentaria de las Oficinas del Registro Civil en la entidad presentadas por la legisladora Ana Lidia Luévano de los Santos, mismas que buscan se exhorte a quien presente a un menor a registrar, para que el nombre propio que vaya a otorgarle no sea peyorativo, discriminatorio, infamante, denigrante o carente de significado.

Esta acción podría ser el primer paso que en el estado de Tamaulipas se regule el tipo de nombres con el que los padres de familia pretendan registrar a sus hijos debido a que en actas están asentados nombres exóticos producto de una moda y que a la larga pueden ser peyorativos para el menor, afectando su salud emocional.

“La pretensión de esta iniciativa va encaminada a orientar sobre la importancia del nombre propio de una persona y el impacto que tiene en la vida de la misma, a fin de evitar afectaciones de cualquier tipo en la cotidianidad”, resaltó la diputada.

Señaló que al registrarse al menor de edad bajo un nombre propio poco común, peyorativo, discriminatorio, o denigrante, se puede estar contribuyendo a que la niña o niño sea víctima de bullying (acoso y/o violencia) en la etapa escolar, o bien objeto de burlas que les ocasionan severos traumas, por lo que se debe concienciar a sus familiares o tutores sobre el nombre que pondrán a sus hijos para que sean congruentes.

La diputada Copitzi Yesenia Hernández García resaltó el contenido de esta reforma; sin embargo, precisó que se requieren modificaciones de raíz que impacten directamente al interior de las oficinas del Registro Civil que por ahora sólo realiza orientaciones a los padres de familia.

Datos

La medida entró en vigor de manera inmediata y aplica para todas las oficialías en la entidad.

Se toma debido a que algunos nombres pueden generar burlas a los menores y son ajenos a la idiosincrasia nacional.

Brayat, Dustin, Kimberly, Neymar y otros son parte del listado de nombres con lo que están registrados cientos de menores. (ELSoldeTampico.com.mx)