La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su Programa para el Desarrollo (PNUD), propuso este jueves a los Gobiernos del mundo que alrededor de tres mil millones de personas, entre las más pobres, deberían recibir un ingreso mínimo temporal para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), ya que ese sector está desprotegido, tanto en tiempos comunes como en la emergencia sanitaria.

Mientras la pandemia del COVID-19 se agrava en países en desarrollo, la adopción “inmediata” de la medida del ingreso mínimo temporal para que pobres se queden en casa permitiría desacelerar el avance del coronavirus: estimó que unos 199 mil millones de dólares “proveerían un ingreso por seis meses a las dos mil 700 millones de personas que viven por debajo o justo por encima del umbral de pobreza en 132 países en desarrollo”.

Medida para aplicar a la brevedad

Urgente adoptar el ingreso mínimo porque el COVID-19 se propaga a ritmo de más de 1.5 millones de nuevos casos por semana.
Especialmente, dijo la ONU, en países en desarrollo, donde siete de cada 10 viven gracias a mercados informales y no pueden ganar dinero en casa.

Achim Steiner, administrador del PNUD, declaró:

“Un momento histórico sin precedentes exige medidas sociales y económicas sin precedentes. Los planes de rescate y recuperación no pueden concentrarse únicamente en los grandes mercados y empresas. Un ingreso mínimo temporal permitiría a Gobiernos proporcionar a las personas confinadas una seguridad financiera”. (Unotv.com)