Matamoros, Tamaulipas.- En protesta porque la vacuna contra Covid-19 se está aplicando a personal que no está en la primera fila de la lucha contra la pandemia, trabajadores del sector salud se manifestaron en Matamoros, Tamaulipas; Tepic, Nayarit, y Chilpancingo y Acapulco, Guerrero.

En Tepic, un camillero suplente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) se quitó su uniforme, gorra e identificación, les roció combustible y les prendió fuego para repudiar que la vacuna se esté aplicando a personal que no está en contacto con enfermos y otras fuentes de infección.

Daniel Guadarrama dijo que lleva ocho años trabajando en dicho hospital público y que desde que empezaron los contagios él ha movilizado a muchos enfermos. Añadió que tenía la esperanza de que ayer, cuando arribaron al estado 4 mil 875 dosis del biológico, él sería uno de los vacunados, pero con sorpresa vio que en la fila había personal que durante todos estos meses ha estado en sus casas y otros que no tratan con pacientes.

Bryan García Regalado, enfermero de la clínica 13 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Matamoros, Tamaulipas, y varios de sus compañeros mostraron pancartas en las que denunciaron que la institución aplica la vacuna a personal administrativo, de intendencia y hasta con licencia antes que a quienes corren peligro por su cercanía con los enfermos.

Dio a conocer que antes del arribo de 775 dosis, la noche del martes, él y sus compañeros llenaron cuestionarios y presentaron documentos para acreditar que por estar asignados en las áreas Covid-19 corren más riesgo que trabajadores de otras áreas operativas y administrativas. Aun así, los excluyeron.

Un trabajador administrativo del hospital general del Issste en Acapulco, Guerrero, tuvo que retirar de la red social Facebook dos fotografías que daban cuenta de que lo vacunaron el miércoles, luego de que generó numerosas críticas por no ser personal prioritario.

José Luis Rendón Juárez, director de recursos humanos del nosocomio, fue quien publicó las imágenes; en una aparece cuando lo inyectan y en otra con su cartilla del Issste, en la cual anotaron la fecha de aplicación de la próxima dosis, el 3 de febrero de 2021, acompañada de la leyenda “PfizerBNT-162b2”, con fecha 13 de enero de 2021.

El secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, señaló que la autoridad ya investiga, pues se trata de una irregularidad.

En Chilpancingo, químicos de la clínica del Issste y enfermeras del hospital general Raymundo Abarca Alarcón denunciaron que a pesar de estar en la primera línea de trabajo para enfrentar la pandemia de Covid-19, no se les aplicó la vacuna.

Una enfermera explicó que les informaron que serían inmunizadas a las 15 horas; “acudimos al lugar indicado, pero cuál sería nuestra sorpresa al ver que estaban vacunando al personal administrativo adscrito a la sección 36 del sindicato de salud y nos dejaron fuera a la mayoría de las enfermeras”.

En otra protesta, químicos de la clínica-hospital del Issste se plantaron a la entrada de su centro de trabajo y anunciaron que no regresarán a laborar hasta que se les vacune:.“Nos tratan como trabajadores de tercera; estamos en igual o mayor riesgo que quienes están dentro del área Covid-19. Pedimos que se valore nuestro esfuerzo”.

José Antonio Perea Saavedra, director del hospital, pidió a los químicos que regresen a laborar y se siga con el calendario. (www.jornada.com.mx)