Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca confió en que la justicia de Estados Unidos siente un precedente en el caso de Tomás Yarrington para que “situaciones como esta no vuelvan a ocurrir”.

“Para el gobierno de Tamaulipas es importante saber que el exgobernador será presentado finalmente ante la justicia para responder por los delitos cometidos en agravio de la sociedad tamaulipeca”, precisó un comunicado emitido por García Cabeza de Vaca.

“Confiamos en que este caso se convierta en un precedente ejemplar para que situaciones como esta no vuelvan a ocurrir en estados como el nuestro, que hasta hoy en día sufre las consecuencias de la complicidad que tuvieron gobernantes con la delincuencia organizada”, acusó el texto oficial.

El gobierno de Tamaulipas concluyó refrendando su compromiso “inquebrantable” de continuar combatiendo la corrupción y la impunidad que tanto han dañado las finanzas del Estado y a la seguridad de las familias tamaulipecas.

El exmandatario priista Tomás Yarrington llegó esta tarde a Estados Unidos tras ser entregado por autoridades de Italia para que sea juzgado por al menos media docena de delitos.

La primera audiencia sobre su caso está programada para el próximo lunes en una de las cortes del sur de Texas.

Además de Yarrington, se prevé que en los próximos meses el exgobernador priista de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, también sea extraditado de Estados Unidos a petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Eugenio Hernández también será juzgado por los mismos delitos que su homólogo Yarrington, entre otros, lavado de dinero, conspiración para cometer fraude bancario, asociación delictuosa, etcétera. (Proceso.com.mx)