Kazán, Rusia.- Reducido el grito de “¡puto!” casi a su mínima expresión, lo siguiente será evitarlo en México porque ahí no habrán multas en rublos pero sí se podrán mantener los castigos a la Federación Mexicana, con el riesgo de sufrir un veto de estadio luego de ya siete sanciones económicas.

Un día antes de enfrentar a Rusia por el boleto a semifinales de Copa Confederaciones, el capitán del Tricolor, Andrés Guardado, consideró que el buen comportamiento de la afición mexicana en este país se debe imitar cuando la sede sea el Estadio Azteca, por ejemplo.

“Espero que sigamos por ese camino y no solo aquí sino también en los partidos de eliminatoria que tenemos en casa a futuro, que la gente lo entienda así, que nos ayuda muchísimo que dejen de gritar eso”, explicó.

“FIFA creo que también ha hecho un esfuerzo enorme para identificar a la gente y si mal no estoy tuvieron que sacar a un par de paisanos por el grito (el miércoles), creo que era solamente la manera de tomar una medida radical para que se dejara de hacer”.

Desde el partido contra Portugal, el grito se escuchó un par de veces y con pocos decibeles. Sin embargo, ello fue suficiente para que FIFA lanzara una advertencia a la FMF. De ahí que hubo aficionados que hicieron campaña de concientización el miércoles previo al partido contra Nueva Zelanda. (MedioTiempo.com)