Tamaulipas.- Debido a los problemas de seguridad la actividad de la cacería había sido suspendida, pero ahora ya se han reactivado un 85 por ciento de los ranchos cinegéticos de Tamaulipas, por lo cual se espera un aumento en la afluencia de cazadores, alcanzando los 8 mil en esta temporada.

José Luis Martínez Portilla, subsecretario de Turismo, indicó que por diversas circunstancias algunas unidades de producción cinegética siguen inactivas.

La inseguridad y posteriormente la pandemia provocaron que durante varios años los ranchos que tienen actividad de cacería no tuvieran movimiento, lo cual significó pérdidas económicas y empleos ya que para prestar el servicio a los cazadores se contratan guías, cocineras, recamareras y demás personal.

Desde el 2018 la concurrencia de cazadores a Tamaulipas ha tenido una marcada tendencia así entre el 2019 y 2020 hubo un incremento del 20 por ciento y a lo largo de cinco años ha sido del 90 por ciento.

Actualmente ya han expedido más de 6 mil 500 permisos de caza y se estima la temporada concluirá con más de 8 mil.

Apuntó que la mayoría de los 800 ranchos cinegéticos registrados han reanudado actividades como resultado del mejoramiento de la seguridad en la entidad.

Desde el 2019 las unidades cinegéticas tuvieron una reactivación, pero debido a la pandemia del coronavirus la actividad bajo.

Debido a ello la cantidad de venado, jabalíes y otras especies aumento por lo cual esta temporada es atractiva para los cazadores que se espera arriben de Estados Unidos y el centro de la república.

No todos los ranchos ofrecen el servicio de hospedaje, pero si alimentos.

Mencionó que en el caso de los campos cinegéticos que se encuentran alrededor de la Presa Vicente Guerrero, en el municipio de Padilla, un alto número ya está trabajando normalmente.

Aunque reconoció que esos ranchos y campos cinegéticos hubo mucho abandono, sobre todo los que están en las orillas de las presas.

Igualmente en Nuevo Laredo, Nueva Ciudad Guerrero y en otros municipios de la zona norte los ranchos ya se han reanudado actividad.

Algunos ranchos operan como ranchos cinegéticos y otros como campos cinegéticos donde ofrecen hotelería, restaurant o la opción de la pesca deportiva.

Martínez Portilla, insistió en que los problemas de inseguridad están siendo controlados y superados por lo cual se espera una importante afluencia de turísticas cinegéticos en las próximas semanas.

En Tamaulipas hasta el año 2020 se tenía registro de la existencia de 800 ranchos cinegéticas.

De estos, el mayor número se encuentra en los municipios de Guerrero con 342, Nuevo Laredo con 194, Mier con 148, Soto La Marina 147 y Reynosa con 95. (heraldodemexico.com.mx)