Real Madrid no tiene en mente dejar ir gratis a Gareth Bale, pedirán 25 millones de euros, a pesar de que el jugador les echa en cara de que no le facilitan su salida; mientras que el club asegura que es el jugador quien lo dificulta al no quererse bajar el sueldo de 15 millones de euros.

En el equipo merengue no hay cabida para Bale, la relación con su técnico Zidane no es nada buena, no lo quiere en el vestuario, por lo que la salida sería inminente, pero no gratis.

Rumores han existido muchos, incluso uno habla de que el Real Madrid le pagaría un año de contrato de los que tiene para facilitar su adiós o bien, le daría su carta para dejarlo libre.

La única realidad es que los blancos no quieren dejar ir gratis a Bale, tienen claro objetivo de ingresar para este verano 150 millones y así salir de crisis que ha provocado el coronavirus en Europa.

Si bien, el Real no va a recuperar los 100 millones que pagó por Bale, pero al menos desea una cuarta parte, misma cantidad que recibió del Everton por James Rodríguez.

Los 25 millones de euros son accesibles para los otros clubes, pero el sueldo sigue siendo el problema, cuando le restan dos años de contrato. (MedioTiempo.com)