China.- Personas contaminadas con coronavirus en un foco situado en el noreste de China propagaron el Covid-19 en cinco provincias del país, entre ellas la de Beijing, la capital, indicaron el martes las autoridades.

China, donde el virus apareció en 2019, logró desde hace varios meses contener la pandemia gracias al uso de la mascarilla, el confinamiento y el control de los contactos. Desde mayo no se registró ningún muerto.

Pero en los últimos meses aparecieron pequeños focos de infección en distintos puntos del país y este martes China anunció 68 nuevos enfermos en 24 horas, el mayor aumento diario desde mediados de abril.

Entre ellos 57 casos fueron detectados en la región de Xinjiang (Noroeste). En la capital de la región, Urumqi, se detectó un aumento de casos y millones de habitantes están siendo sometidos a test.

También se registraron seis nuevos enfermos en Dalian, una ciudad portuaria del Liaoning (noreste). Un foco fue detectado la semana pasada en una fábrica local de tratamiento de marisco.

La ciudad de seis millones de habitantes es una de las que albergan el campeonato chino de fútbol que se reanudó este fin de semana.

Con los nuevos casos anunciados el martes hay ahora un total de 44 pacientes.

Este foco ha contribuido a difundir el virus en cinco provincias, incluida la de Fujian, situada a más e 1.200 kilómetros, indicaron el martes las autoridades sanitarias.

El aumento de casos en Dalian también tuvo repercusiones en Beijing. Un nuevo enfermo de Covid-19, relacionado con un enfermo asintomático que llegó desde la ciudad portuaria, fue anunciado el martes.

Se trata del primer caso local registrado en la capital desde que se controló un foco a principios de julio.

Ante el peligro, las autoridades de Dalian anunciaron el domingo una campaña de test masivos a los habitantes y el lunes indicaron que se habían hecho 1,68 millones.

Por el momento la situación sigue controlada a nivel nacional, con solo 291 enfermos en todo el país, indicó el ministerio de Sanidad

En todo el país, el uso de mascarillas y los controles de temperatura siguen siendo obligatorios. La mayoría de los extranjeros no pueden ingresar al país y los ciudadanos chinos tienen que pasar una cuarentena de dos semanas antes de regresar a sus casas.

Por otra parte, Vietnam impuso el martes una cuarentena de dos semanas en la tercera mayor ciudad del país, Da Nang, con 1,1 millón de habitantes, tras detectar 15 casos de COVID-19 en un hospital. El transporte público de acceso y salida a la ciudad quedó suspendido.

Durante el fin de semana, miles de turistas, en su mayoría locales, tuvieron que suspender sus vacaciones en el popular balneario costero. El domingo, el gobierno ordenó el cierre de todos los negocios no esenciales y pidió a la población que respetase la distancia social. El brote se detectó entre pacientes y trabajadores de un hospital de la ciudad. Vietnam ha reportado un total de 431 casos de coronavirus, sin decesos. (Infobae.com)