Tamaulipas.- El diputado del PAN por el Distrito de XX de Madero, Joaquín Antonio Hernández Correa, señaló que el tema de la inseguridad pública y el de la recompensa que ofrece la PGR por el ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, son temas que agobian, avergüenzan y lastiman a los tamaulipecos.

En el apartado de asuntos generales de la sesión ordinaria de ayer, el diputado panista dijo que Tamaulipas es y ha sido siempre terreno fértil para el progreso, sin embargo, las malas prácticas administrativas, la corrupción, la incorrecta aplicación de recursos públicos y los vicios en el ejercicio del poder, así como el endeudamiento excesivo desde hace ya varios sexenios, ha propiciado consecuencias graves en el desarrollo económico y productivo del Estado.

“Ahí está el mega fraude de la carretera Rumbo Nuevo en la administración del ex gobernador del PRI y hoy senador de la república, Manuel Cavazos Lerma, una obra que costó miles de millones de pesos, y en torno a la cual existieron irregularidades en el manejo de recursos y otros delitos por demás evidentes”, señaló.

Esa obra, agregó, costó aproximadamente 1 mil 200 millones de pesos construirla, y cerca de mil millones de pesos en repararla en el Gobierno de Tomás Yarrington.

“Ese fue sólo el inicio de casi un cuarto de siglo de autoritarismo, simulación, corrupción y derroche de recursos públicos que terminó apenas el 30 de septiembre de este año”, indicó.

Por su parte, añadió el diputado del PAN, en el sexenio de Yarrington, caracterizado por irregularidades y desvío de recursos que se señalaron en su momento, aquí en esta tribuna del Congreso, se sembró la semilla que hizo proliferar la delincuencia organizada en Tamaulipas, esa que desde entonces, echó raíces y creció frente a la indiferencia y el consentimiento de los siguientes gobernadores -por cierto- todos de las filas del PRI.

“De los últimos dos sexenios, la sociedad y las redes sociales tienen la mejor opinión, esa que trascendió en las urnas el pasado 5 de junio”, expresa Hernández Correa.

Y dijo, “este tema no se puede ver como un reciclaje político, ni una mera situación mediática para conseguir votos hacia el 2018. Lo aquí señalado, es el antecedente histórico de la realidad en un Estado que gracias a la decisión soberana de la sociedad fue liberado del yugo de un partido en el poder que se olvidó de las necesidades de la sociedad”.

Hoy, dijo, la PGR ofrece 15 millones de pesos por la captura de un ex gobernador priísta, cuando todavía el sexenio pasado se paseaba impunemente aquí en esta capital.

“No señores, esto no es una expresión mediática, es una verdad que a los tamaulipecos nos duele y que no se debe callar”.

“Por eso hoy tenemos el gran compromiso de componer el desorden político generado en muchos años de gobiernos ineficaces, es tiempo de curar y de fortalecer a Tamaulipas para hacerlo producir, y así devolverle a la sociedad la confianza en las instituciones públicas”, menciona.

El diputado dejó claro que esta postura va más allá de la relación institucional que como alcalde de Ciudad Madero tuvo en su momentos con el entonces gobernador, “va más allá, porque es la voz de todas esas personas víctimas de un delito, y el clamor de todo lo que hoy nos duele como ciudadanos”.

Por último, aplaudió que el Gobierno Federal ofrezca 15 millones de pesos por Tomás Yarrington, un ex gobernador priísta que es señalado por haber ejercido una administración plagada de actos de corrupción, pero sobre todo, que hoy en día en Tamaulipas se tenga altos índices elevados de inseguridad que lastiman a la ciudadanía. (http://elcinco.mx/)