Reynosa, Tamaulipas.- El pasado 11 de junio un estudiante de la Escuela Secundaria 60 murió tras recibir una bala perdida cuando se encontraba en la cancha de dicho plantel, el infortunado joven respondía al nombre de Jesús Antonio Hernández Martínez.

Hoy sus compañeros se graduaron y lo recordaron con cartas, flores blancas y lagrimas.

El hoy occiso era un buen estudiante y pertenecía al grupo vespertino «3F» mismo que se graduó el día de hoy.

Fue un acto muy emotivo; los estudiantes escribieron cartas y mensajes para él y sus familiares se pudieron despedir. (Debate.com.mx)