Refirió que la finalidad de colocar los collares es para ubicar a los animales y saber cuál es su área de movimiento y alimentación, que es de aproximadamente 50 kilómetros a la redonda, para tener la certeza de cuando puedan ser responsables de ataques a otros animales.

z jaguar nlaredo 30 3 15

Señaló que los jaguares se recapturan para sustituirles los collares por unos nuevos, mientras que aquellos que les retiran se envían a la fábrica que los elabora para renovar las baterías y reutilizarlos, en el caso de que sean localizados otros jaguares.

“Esto se debe a que fueron colocados hace aproximadamente año y medio, por lo que la vida de las baterías que utilizan está llegando a término” dijo.

Garza Peña indicó que continúan avanzando en la colocación de videocámaras especiales para grabar en el día y la noche, y se cuenta con aproximadamente de ellas ya 100 instaladas.

El funcionario explicó que todo este trabajo de conservación de la vida silvestre se realiza con recursos estatales, mientras que en otros estados utilizan recursos federales para llevar a cabo esta tarea.

Apuntó que todas estas actividades se desarrollan bajo la supervisión y protocolos establecidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), con la cual se trabaja de manera coordinada con la única finalidad de lograr el respeto y la preservación de esta especie en Tamaulipas.

“Este trabajo se realiza de manera discreta, para no crear alarma en la población al encontrar jaguares, sin embargo la conservación se está haciendo, se tienen monitoreados y con el debido seguimiento”, expuso.

Puntualizó que en el área de Gómez Farías se han instalado cinco collares y se tienen cuatro más de repuesto, cantidad que ha sido suficiente e incluso superior a la que utilizan en otros estados que llevan a cabo la conservación por medio de estos instrumentos de monitoreo. (http://www.elmanana.com/)