Tamaulipas.- El gobierno del estado reforzó, con el apoyo de diversas dependencias, los operativos sanitarios en los puentes internacionales que comparten Tamaulipas y Texas, con el objetivo de frenar los viajes no esenciales de residentes estadounidenses hacia el estado y así evitar la multiplicación de casos de la enfermedad COVID-19.

El titular de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, Oscar Villa Garza, hizo un llamado a la población que reside en la frontera para evitar los viajes no esenciales, toda vez que no son tiempos para realizarlo.

“Aquí lo principal es que todo aquel que no tenga a qué venir, que no sea un viaje esencial, que no venga, ahorita se trata de inmovilizar lo más que se pueda”, precisó.

Villa Garza explicó que dentro de estos operativos que se tienen afuera de los puentes internacionales, a la gente que viene de Estados Unidos hacia territorio tamaulipeco se le toma la temperatura y si la trae muy alta o vienen más de dos personas, se les regresa, al igual que si traen niños o no justifican que sea un viaje esencial.

Indicó que estos operativos se tienen en marcha en los puentes internacionales de Matamoros, Reynosa, Río Bravo, Miguel Alemán y Nuevo Laredo, donde participan elementos de Coepris, Tránsito Municipal y Policía Estatal, entre otras.

Villa Garza subrayó también que recientemente el Gobierno estatal, a través de la Secretaría General de Gobierno, solicitó la intervención de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Secretaría de Gobernación, para contener y regular el flujo indiscriminado de residentes de EU a México, así como para detener el flujo de migrantes a través de los puentes internacionales y cruces fronterizos ubicados en Tamaulipas. (Vanguardia.com.mx)