Un millón de mexicanos que vivían en Estados Unidos retornaron a México entre los años 2009 y 2014, período en el que igualmente un número menor de mexicanos emigró a Estados Unidos, según un estudio del Pew Research Center.

El estudio indica no sólo que hay ahora una emigración negativa de México hacia Estados Unidos, sino que además el flujo migratorio entre ambos países es el más bajo desde la década de los años 90.

En los años posteriores a la llamada Gran Recesión (la crisis económica-financiera que explotó en 2008), explica el estudio, el flujo negativo de mexicanos inmigrantes a Estados Unidos fue de 140 mil. Cifra que resulta de la diferencia del millón que regresó a México –incluyendo algunos recién inmigrantes que en 2009 cuando comenzó el recuento todavía estaban en México- y de alrededor de 870 mil mexicanos que llegaron a Estados Unidos.

El estudio está basado en datos del Censo y en encuestas familiares hechas por los gobiernos de Estados Unidos y México y cae como un balde de agua fría en el intenso debate sobre inmigración que se está dando en la primaria presidencial del partido republicano donde la premisa central pareciera ser que la inmigración mexicana sigue a todo tren o tan alta como fue en el pasado.

“El tema de la seguridad en la frontera sigue siendo de gran importancia para mucho del público”, explicó Mark Lopez del Pew Center en referencia al interés de mucha gente en el tema migratorio, “pero las cifras del reporte confirman lo que era ya una tendencia de los últimos años, de que al menos por hoy hemos llegado al final de la gran inmigración de México”.

Llama la atención que entre las razones por las cuales los mexicanos se regresaron a su país la principal es la reunificación familiar, es decir lo hicieron por su gusto propio o de manera voluntaria.

Es cierto, hubieron muchos que regresaron por haber sido deportados –cerca del 14%- o por la difícil situación económica en los años de la citada Gran Recesión, pero la mayoría –más del 60%- señaló que lo había hecho por buscar el reencuentro con sus familiares –o con la idea de iniciar una familia.

En el lado de México, las razones por las cuales menos gente emigró a Estados Unidos son varias incluyendo lo difícil que se ha hecho en los últimos años cruzar la frontera y en general la más estricta aplicación de las leyes migratorias por el gobierno de Estados Unidos. Lo mismo por lo que tanto se hablaba de lo complicado que fue en algún momento encontrar trabajo en Estados Unidos debido la crisis económica.

El hecho de que la inmigración mexicana a Estados Unidos sea hoy negativa (menos gente emigra ‘al norte’ que la que se regresa a México) no es cosa menor. Sucede que precisamente hasta hace unos años la emigración mexicana a Estados Unidos había sido la más numerosa en términos históricos de país alguno: 16.5 millones de mexicanos que emigraron entre 1965 y 2015.

Para poner las cifras en perspectiva: en 1970 había en Estados Unidos menos de un millón de mexicanos. Para el año 2000 esta cifra había crecido a 9.4 millones y para el 2007 había alcanzado su punto más alto al haber 12.8 millones de mexicanos en la Unión Americana.

La cifra de los 870 mil mexicanos que emigraron en el período 2009-2014 que estudia el reporte del Pew Center se contrasta para el caso con la cifra del periodo 1995-2000, cuando cerca de 3 millones de mexicanos llegaron a Estados Unidos. Ya en el período 2005-2010 comenzaba a surgir esta tendencia de menos mexicanos yéndose a Estados Unidos: únicamente 1.4 millones de mexicanos emigraron en ese tiempo.

Hoy se estima, siempre según el reporte del Pew Center basado en cifras del Censo del gobierno de Estados Unidos, que la población de origen mexicano en Estados Unidos es de 11.7 millones.

Mucha de esta reducción en el número de mexicanos en Estados Unidos se ha debido a la salida del país de muchos indocumentados. Se estima que entre 2007 y 2014 alrededor de un millón de mexicanos indocumentados se regresó a México. Actualmente habrían en Estados Unidos 5.6 millones de mexicanos indocumentados (el 48% del total de indocumentados).

Una de las razones por la cuales habría menos indocumentados mexicanos en el país es que hay igualmente menos mexicanos que intentan cruzar la frontera. En 2014 para el caso, hubieron 227 mil detenciones de mexicanos en la frontera, un número relativamente bajo que no se veía desde la década de los años 70s.

En contraste, en ese mismo 2014 hubieron 253 mil detenciones de centroamericanos y otros. Siendo la primera vez en la historia en donde se detuvo en la frontera a más indocumentados que no eran mexicanos que mexicanos.

Es tan significativa la reducción en el número de mexicanos que intentan llegar a Estados Unidos, que el Pew Center habla de una nueva tendencia en la inmigración: de que ya no es de México donde llega la mayor parte de inmigrantes, sino de China y la India.

Sobre los mexicanos en Estados Unidos el estudio del Pew Center los compara con lo que eran los mexicanos en 1990 y concluye que los de ahora son mayores –el promedio es de 39 años y antes era de 29-, mejor educados –al menos el 42% terminó la secundaria- y han estado más tiempo en el país -77% ha estado por más de una década.

El estudio incluye un apartado sobre los mexicanos en México, del que por ejemplo se revela que sólo el 35% dice tener familiares o amigos en Estados Unidos con los cuales mantiene contacto (en 2007 fue del 42%). La mitad de los mexicanos por otro lado, sigue pensando que quienes se van a Estados Unidos consiguen una mejor vida y un 35% dijo que tenía el deseo de emigrar.

Un dato revelador es que más gente en México –hoy el 33% antes el 23%- piensa que la vida en Estados Unidos no es ni mejor ni peor que en su país, lo cual se añadiría a las razones por la cuales menos gente se va a Estados Unidos.

El tema de inmigración con seguridad seguirá siendo punto de interés de la campaña presidencial, mucha gente tiene legítimo temor o preocupación por el tema de la seguridad en la frontera. Lo que hace falta sin embargo, es que se incluya en el debate la nueva realidad migratoria con México que detalla el reporte del Pew Center. (https://www.telemundo.com)