Washington.- El director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, anunció ayer que presentó su carta de renuncia, en momentos en que el presidente electo Donald Trump conforma el nuevo gobierno.

Clapper, cuya función es coordinar el trabajo de 17 agencias de inteligencia –como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) o la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)–, presentó su renuncia después de seis años en el cargo.

“Presenté anoche mi carta de renuncia”, explicó Clapper, un teniente general de la Fuerza Aérea, durante una audiencia de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense.

Clapper añadió que, por lo tanto, no estará disponible para trabajar el día que el gobierno de Trump asuma sus funciones, el 20 de enero.

“Tengo aún 64 días de trabajo, y sé que tendré serios problemas con mi esposa para cualquier cosa después de esa fecha”, comentó.

La gestión de Clapper al frente del complejo de la inteligencia estadounidense estuvo marcada por la fuga de documentos del NSA que dejaron al descubierto una gigantesca recopilación de datos en las comunicaciones de los estadounidenses.

Los documentos filtrados mostraron también como Estados Unidos espiaba a sus aliados, incluyendo a México; descubrimiento que generó abiertas tensiones con países como Brasil, Francia y Alemania.

Sobre México, se informó que Enrique Peña Nieto fue espiado cuando era candidato a la presidencia, el equipo de Carppel tuvo acceso a cuentas de correo, mensajes de texto, llamadas y hasta a la lista de quienes estarían en su gabinete.

Días después se conoció que también fue intervenido el correo del expresidente Felipe Calderón. (http://diario.mx/)