Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En las últimas semanas de la campaña electoral, se desató una ola de renuncias de candidatos.

A 20 días de las elecciones en Tamaulipas, más de 70 candidatos en los cargos de regidores, síndicos y alcaldes, han renunciado a sus cargos ante el IETAM, por “asuntos personales” y por falta de recursos económicos.

Mientras, el INE aceleró el proceso de fiscalización y advirtió que varios candidatos podrían ser sancionados al encontrar irregularidades y aspectos no reportados, en sus ingresos y egresos de campaña.

Este martes, el IETAM tendría sesión de Consejo para sustituir a 15 candidatos del último bloque de los 70 que renunciaron en los últimos días, y si bien las modificaciones en las planillas se harán en la actualidad, hay dos candidatos a presidente municipal, que continuarán saliendo en las boletas electorales.

Los cuatro aspirantes a alcaldes que dejaron la competencia son Víctor Gómez Zúñiga del PVEM en Tula; Gonzalo Treviño del municipio de Burgos, como independiente; más los candidatos de Soto La Marina de Nueva Alianza y de Gómez Farías, Rigoberto Mendoza Rivera, del mismo partido.

Miguel Ángel Chávez García, Consejero Presidente del Consejo General del Instituto Electoral de Tamaulipas, informó que la sustitución de candidatos se da en todos los partidos y coaliciones que están registrados en Tamaulipas.

La cifra de renuncias aumentó considerablemente en las últimas semanas, pues para el 21 de mayo, el IETAM había autorizado 31 dimisiones a diferentes cargos de elección popular.

Aunque las renuncias se han excusado en “motivos personales”, trascendió que muchos de los candidatos y partidos políticos, se han visto impedidos a hacer campaña por falta de recursos económicos.

A la ‘crisis’ adicional que viven los partidos políticos con la renuncia de candidatos en la última etapa de las campañas, el proceso de fiscalización que ha emprendido el Instituto Nacional Electoral en Tamaulipas, ha revelado que todos los candidatos están retrasados en el reporte de sus gastos, considerando que dejan ‘suspicacia’ en las manifestaciones fiscales que llevan a cabo.

Lo que el INE observa, es que los reportes de los candidatos a presidente municipal, no se están haciendo con la obligación de manifestarlo 72 horas después de hacer sus ingresos, es decir, se desconoce en qué están haciendo sus gastos.

Hay un proceso de fiscalización puntual que, ante la falta de reportes en tiempo, los auditores están sumando a los gastos de campaña, cada uno de los eventos y jornadas que realizan los candidatos. (Elmanana.com.mx)