Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Los amparos que han promovido algunos internos de los Cedes de Tamaulipas sobre todo del fuero federal para evitar ser trasladados a Ceferesos u otras penitenciarias estatales y los Derechos Humanos, impiden a las autoridades reordenar a la población en las cárceles de la entidad, coincidieron la Segob y la Secretaría de Seguridad Pública (SSPE).

Tamaulipas de acuerdo a la SSPE cuenta con una población de 5 mil 414 internos, de los cuales mil 142 corresponden a personas que cometieron ilícitos del fuero federal, principalmente relacionadas con armas de fuego prohibidas, delitos contra la salud, delincuencia organizada, entre otros.

A cargo del estado se encuentran los Centros de Ejecución de Sanciones (Cedes) en:

Nuevo Laredo
Reynosa
Matamoros
Victoria
Altamira
Tula
Jaumave
Los que mayor número de internos del fuero federal mantienen son:

Reynosa con 497
Nuevo Laredo 214
Matamoros con 169
Pese a que se cuenta con un Centro Federal de Readaptación Social en Matamoros, éste desde hace varios meses se encuentra en remodelación, la población penitenciaria que se tenía tuvo que ser trasladada a otras penitenciarias.

En ese sentido, el delegado de la Secretaría de Gobernación en Tamaulipas, Rabindranath Juárez Mayorquín, dijo que ante los recientes sucesos registrados en el Cedes Victoria, las autoridades estatales tienen muchos nichos de oportunidad para evitar ese tipo de violencia suscitada.

El sistema penitenciario a nivel estatal tiene muchas oportunidades de considerar lo que en su concepto en razón de la readaptación social debe procurarse como principios y valores del sistema, seguramente el estado junto con las autoridades responsables de los ámbitos de gobierno estatal y federal podrían coincidir en esas oportunidades”, dijo.

Tras reconocer que el sistema penitenciario a nivel nacional implica grandes retos, consideró que, a nivel mundial se tienen evoluciones en las cárceles que podrían ser dignas de considerarse en esta y otras entidades.

Los sucesos acontecidos recientemente creo que implican una atención oportuna, puntual, objetiva para que el sistema penitenciario pudiera ser en el ámbito de la competencia ser considerado como áreas de oportunidad”, externó.

Destacó el convenio marco entre Estado-Federación para el traslado de reos federales a Ceferesos, pero éste implica entre otros rubros, el nivel de peligrosidad, el aspecto criminológico, así como enfatizó que, sin duda también se debe velar por los derechos humanos de los internos, en los que se ha hecho hincapié y gran número de los sentenciados federales son originarios de Tamaulipas, por ello se amparan y así evitan ser enviados a otros lugares.

Se cuenta con la infraestructura de los cedes por supuesto y un Centro Federal en Matamoros que se encuentra en remodelación y demandó la necesidad de traslado de reos federales a otros similares de la entidad y cercanía para no vulnerar también la estancia de ellos y la posible visita de sus familias”, explicó.

La Secretaría de Seguridad Pública y la Vocería de Seguridad Tamaulipas recientemente señalaron que los traslados se realizaran cuando se adviertan riesgos de gobernabilidad en las instalaciones y esto justificado en la Ley Nacional de Ejecución Penal, artículo 52 fracción tercera que los faculta.

Recientemente se realizó el traslado de 165 internos del Cedes Victoria a instalaciones de Nuevo Laredo, Matamoros y Nuevo Laredo, otros 39 se ampararon y tuvieron que ser devueltos a la cárcel capitalina. (Excélsior.com.mx)