Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En un hecho sin precedentes en la historia de los centros penitenciarios de Tamaulipas, esta tarde se registró una intensa balacera al interior del Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria, protagonizada por internos pertenecientes a grupos del crimen organizado contra autoridades, amotinándose los primeros para evitar que se llevara a cabo un cateo programado para este día.

Las ráfagas de armas de alto poder se escuchaban hasta la Calzada Tamatán donde se encuentra el penal, mientras afuera medios de comunicación, familiares de los reclusos y autoridades aguardaban esperando poder ingresar.

El gobernador Francisco Cabeza de Vaca informó a través de su cuenta de Twitter que el operativo se realiza en coordinación por fuerzas estatales y federales para seguir avanzando en su orden y control.

Al penal han llegado soldados y continúan las ráfagas al interior.

“Métanse, se van a matar entre ellos”, era el grito generalizado y al borde de la histeria de la población civil que cuenta con familiares en el Cedes, presionando a las autoridades que aguardaban cercando las inmediaciones del reclusorio donde a últimas fechas se han registrado varios hechos de violencia.

Trascendió que desde aproximadamente las 15:30 horas en que finalizó la hora de visita, los familiares de internos ya sabían por voz de ellos mismos que se llevaría a cabo el cateo, y que ya se preparaban para amotinarse.

Al paso de los minutos fueron los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional quienes en apoyo de las fuerzas estatales comenzaron el ingreso al reclusorio para tratar de tomar el control, en instantes en que un helicóptero de la Policía Federal sobrevolaba la zona y varias ambulancias arribaban al reclusorio, ignorándose en ese momento si había personas muertas o heridas. (La-prensa.com.mx)