Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Él es “Covito”, y se hizo popular después haber estado más de una semana afuera del Hospital General de Nuevo Laredo. Esperaba que saliera su amo, pero eso no ocurrió.

Se sabe que su dueño murió a causa de COVID-19 y por él nadie regresó. Su historia se viralizó en las redes sociales y las personas de la zona empezaron a alimentarlo y a cuidar de él.

Su caso atrajo la atención de la activista Kendra Hernández, quien tiene un refugio animal. En él cuida a más de 40 canes que ha rescatado de las calles de esta ciudad fronteriza.

“Me partió el alma que el perrito estaba solito en la calle ¿verdad ¿y pues decidí ir por él y me lo llevé a mi casa y pues gracias a Dios este las personas del otro lado decidieron llevársela y entregarlo a una familia”, señaló Kendra Hernández, activista en Nuevo Laredo.

Fueron integrantes de la fundación Paws on Board de Laredo Texas, quienes lo llevaron a Estados Unidos, donde lo entregarán a una familia que le dé un nuevo hogar.

“Tengo entendido es que ese perrito se encontró afuera del hospital aquí en Nuevo Laredo esperando la salida de su amo que ya no volvió a salir del hospital porque perdió la vida, hicieron esta noticia en la página de Facebook pidiendo ayuda para ese perrito, así es como nosotros nos enteramos el caso de Covito”, dijo Tony García, activista de Laredo Texas.

Antes de partir hacia Estados Unidos desde Tamaulipas, fue llevado al veterinario donde lo revisaron y vacunaron para avalar su buen estado de salud. (www.unotv.com)