Nuevo Laredo, Tamaulipas.- En lo que podría ser el mayor número de migrantes retornados, este jueves las autoridades estadunidenses regresaron a la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, un total de 280 solicitantes para el asilo político, que a su vez fueron trasladados a la ciudad de Monterrey.

Entre los retornados hay sudamericanos, centroamericanos y migrantes del Caribe.

Aunque el Instituto Nacional de Migración no ha informado a detalle sobre el ingreso a esta frontera de los solicitantes se pudo observar que el regreso inició desde el martes y empezaron con un numero de 16 personas.

En días posteriores la cantidad fue variando entre 90 y 120 diarios, sumando en estos tres días un número aproximado de mil extranjeros que han sido devueltos a tierras mexicanas.

Una vez en la frontera, personal del INAMI los conducen a un par de autobuses que contrató para poder trasladarlos a la ciudad de Monterrey.

Hasta el momento se desconoce en donde se quedan o si deben de buscar un lugar para poder acampar o rentar, luego de que en Tamaulipas se declaró no poder recibir más migrantes ante la falta de infraestructura y espacios.

Apenas el martes los Estados Unidos colocaron unas carpas donde recibirán a los solicitantes de asilo político, pero dentro de los acuerdos con México se estableció que tendrían que retornarse y esperar a la decisión de acogerlos o negarles la protección. (Excélsior.com.mx)