Ciudad de México.- El contrato que prueba que la Procuraduría General de la República (PGR) adquirió el software para espiar “Pegasus” fue revelado por Milenio y Televisa, aunque ambos medios aclararon que ello no comprueba que haya sido la dependencia la que lo usó para espiar a periodistas y activistas como publicó el diario estadunidense The New York Times.

Según Carlos Puig, de Milenio Televisión, quien citó un acta administrativa de noviembre 2015, fue la oficina de la procuradora Arely Gómez la que recibió el equipo de espionaje para usarlo contra 500 objetivos.

El oficio menciona a Noé Ramírez Gutiérrez, entonces jefe de la oficina de la procuradora General de la República, como “administrador y operador del sistema” Pegasus.

Como “administrador del contrato” aparece Rafael Aviléz, en ese tiempo director general de Información sobre Actividades Delictivas del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia, adscrito a la PGR.

Puig refirió que fue la empresa Grupo Tech Bull, SA de CV, la que hizo entrega del equipo a la oficina de la PGR y además ofreció capacitar a 25 elementos del personal de la dependencia.

Por su parte, Denise Maerker informó en su noticiero de Televisa que la PGR pagó 32 millones 16 mil dólares al Grupo Tech Bull, SA de CV por el software “Nso Pegasus”.

Incluso mostró copia del contrato que firmó la PGR con el Grupo Tech Bull, el 29 de octubre de 2014, cuando Jesús Murillo Karam estaba a la cabeza de la dependencia.

“El contrato está firmado por el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, y por el apoderado del Grupo Tech Bull, Luis Armando Pérez Herrero”, subrayó.

“Pegasus” funciona a mediante un software malicioso que envía un mensaje o un link a correos electrónicos y teléfonos celulares que al abrirlo permite el acceso a la información del equipo de la persona afectada.

Tech Bull, SA de CV vende inteligencia y seguridad al gobierno mexicano y es subsidiaria de Balam Seguridad Privada SA de CV, que ya ha sido investigada por Mexicanos contra la Corrupción y ha destacado los vínculos que tiene con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Ricardo Anaya confirma intento de infección

En más sobre este software malicioso, el Partido Acción Nacional (PAN) informó en un comunicado que Citizen Lab confirmó el “intento de infección” del celular de su presidente nacional, Ricardo Anaya, de forma similar a la que fueron atacados periodistas y activistas con Pegasus.

“Dichas prácticas son un delito grave, que se castiga con cárcel, así como una violación a los derechos humanos.

“Es inaceptable que el teléfono de integrantes del PAN, haya pretendido ser infectado por un programa cuya licencia sólo puede adquirir el gobierno para combatir la delincuencia organizada”, lamentó el dirigente panista en el comunicado.

Que el gobierno espíe invadiendo la intimidad de las personas en esta magnitud, abundó, “es absolutamente inaceptable.

“Insistimos: llevaremos este caso hasta las últimas consecuencias. No vamos a descansar hasta que los responsables renuncien a sus cargos, sean procesados y encarcelados”, advirtió Anaya.

Según el PAN, las conclusiones del análisis están disponibles en la página de Citizen Lab, un laboratorio interdisciplinario, asociado a la Universidad de Toronto, Canadá, centrado en la investigación y el desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), los derechos humanos y la seguridad global. (Proceso.com.mx)