Reynosa, Tamaulipas.- Gracias a la suma de esfuerzos entre la administración municipal, que preside Pepe Elías Leal y la CANIRAC local, a cargo de Alfonso de León Fuentes, Reynosa se fortalece como una frontera líder del desarrollo y destino gastronómico, hoy por hoy este municipio es ampliamente conocido como la ciudad del buen comer por las familias de la región y el Valle de Texas, desde donde acudieron familias enteras al Festival del taco 2016.

Celebrado el próximo pasado fin de semana, el Festival del Taco 2016 fue tan solo una muestra del potencial que tiene Reynosa para atraer el turismo gastronómico que gusta de la cocina norestense y de manera especial de la rica tradición de los tacos en la colonia Rodríguez, en específico en la calle Oaxaca, mejor conocida como la Calle del Taco por todo aquel que haya visitado esta frontera con fines comerciales, industriales, de servicios o que de otras entidades y Estados Unidos visitan a sus familiares en Reynosa.

Desde la apertura del Festival del Taco, pasados apenas unos minutos después de las 19:00 horas, ya se habían vendido 300 boletos para 600 órdenes de tacos en tortilla de harina o maíz, tanto al pastor como bistec o fajita, las papas asadas o faji-papa; chicos y grandes degustaron las delicias, simultáneamente, el evento era aderezado por los niños danzoneros y artistas del Instituto Reynosense para la Cultura y las Artes (IRCA) en una pletórica calle Oaxaca.

El programa lo inició Alfonso de León Fuentes quien agradeció la participación de los proveedores y a nombre del alcalde Pepe Elías Leal habló el Coordinador de Turismo Municipal, Miguel Valdés Sánchez, quien destacó lo tradicional de este evento familiar en el que estuvieron 20 stands participantes. Estuvo presente el presidente estatal de CANIRAC, José Alfredo Andrade Castillo.

TURISMO CONTARÁ CON UNIDAD MÓVIL

Cabe recordar que con la pasada firma del convenio entre el Ayuntamiento y los restauranteros, se crea la ruta gastronómica que contará con una unidad móvil que recorrerá una decena de negocios restauranteros del primer cuadro de la ciudad, incentivando el turismo gastronómico, la cocina norestense y popular, la generación de empleo y el desarrollo económico, a la vez que se coloca a Reynosa como un punto de llegada para las familias de los diversos estados del país y Estados Unidos. (Redacción)