Reynosa, Tamaulipas.- Ante la eventual llegada de la caravana de migrantes a este municipio fronterizo, la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez reveló que carecen de capacidad para brindar ayuda humanitaria.

“Yo como les digo, este es un tema del orden federal, en donde el Instituto Nacional de Migración (INM) tiene que hacerse cargo de toda la estrategia y nosotros estaremos siempre coadyuvantes, respetuosos de los derechos humanos, como se ha hecho hasta este momento en los albergues que tenemos, y yo creo que se tienen que tomar decisiones importantes a nivel binacional, para que se tomen medidas importantes entre los países”.

Advirtió que es necesario que los países de donde son originarios los migrantes deberán ser capaces de generar empleos para que puedan retener a sus ciudadanos y evitar que se genere esta problemática internacional, como es el éxodo de familias buscando el sueño americano.

Destacó que los ciudadanos que están en la oleada de migrantes están saliendo de sus países por necesidad, porque quieren una mejor vida, pero se requiere que se realice de una forma ordenada y legal.

Reiteró que la ciudad de Reynosa no cuenta con la capacidad para recibir la ola migrante, ya que no han recibido aportaciones federales para este tipo de contingencias y el apoyo que han recibido por parte de la Federación es muy limitado.

“El apoyo ha sido casi nulo en la administración que acaba de terminar de parte del Gobierno federal en el tema de migración, realmente el municipio se ha hecho cargo de los albergues, alimentación, medicamentos, de la repatriación de los mexicanos a sus estados de origen, “dijo.

La Alcaldesa pide a los legisladores federales para que definan en el presupuesto que viene para el 2019, una partida presupuestal para este tipo de problemas como lo es el fenómeno de la migración, y no se le deje este peso a los municipios fronterizos. (ElDiariodeVictoria.com)