Reynosa, Tamaulipas.- Reynosa ocupa el primer lugar de casos de tuberculosis en Tamaulipas, una enfermedad que debería estar en bajos niveles, pero sigue afectando a la población en general, sobre todo ante la constante migración de personas de otros estados del país, población flotante que incluye a migrantes centroamericanos que buscan cruzar a los Estados Unidos, pero que al final se quedan en la frontera.

En lo que va del año se han confirmado 185 casos en todas sus formas: de pulmonar son 165 casos y de todas las dependencias como IMSS, ISSSTE, PEMEX, CEDES, entre otras instituciones de salud.

Del total, 20 casos se detectaron en el hospital, ya internados, pero se quiere evitar llegar a tal grado, y que sea en forma temprana.

De la mayoría de los pacientes, 11 han sufrido recaídas, ya que terminan tratamiento y regresan, de igual forma hay 10 reingresos que se fueron al sentirse bien y luego regresaron al volver a sentir la enfermedad.

Apenas en mayo, según estadísticas dadas a conocer por autoridades de la Jurisdicción Sanitaria IV, ya se contabilizan 105 pacientes que han contraído la enfermedad así como una defunción por la misma causa.

Omar Nelson González Cepeda, jefe de la jurisdicción sanitaria número 4 en Reynosa, explicó que todos los pacientes reciben tratamiento diariamente y deben acudir al centro Regional Contra la Tuberculosis, para poder obtener el medicamento, a fin de que no tengan fracasos, olviden el tratamiento o tengan resistencia.

“Al ser la ciudad más grande de Tamaulipas, obviamente tenemos más casos que el resto de las otras ciudades del Estado, pero buscamos evitar una cadena de contagio a la población, los métodos es por medio del paciente, que tenga más de dos semanas de tos que acuda para hacer los estudios pertinentes y detectar a tiempo”, dijo.

El principal síntoma es tos con flemas, por lo que se hace una muestra para analizar o confirmar la enfermedad, además se les hacen cultivos para ver si hay o no resistencia a algún fármaco: se otorgan tres diferentes medicamentos y deben tener vigilancia durante los seis mese, en el caso de personas con diabetes y otra enfermedad el tratamiento se alarga.

“El paciente se detecta y se inicia el tratamiento, generalmente al mes los síntomas disminuyen, la tos esporádica, desaparece la fiebre, comienza a ganar peso y cada vez se hace un estudio de la flema, así como de cultivo para ver si quedó totalmente curado”, expresó.

El funcionario de la salud, informó que la enfermedad se presenta principalmente en personas mal alimentadas, en la pobreza, o en lugares donde viven muchas personas.

La forma de prevenir es tener una buena alimentación, deja los malos hábitos como el tabaco, alcohol, drogas y hacer ejercicio principalmente.

“El fracaso es porque hay una resistencia y por eso es importante el seguimiento puntual, individual, hay unidades que tienen siete pacientes, otras solo uno, en el rector tenemos 9 pacientes y en el ISSSTE creo nada más uno, en el penal también tienen sus pacientes y nosotros les damos sus medicamentos”, apuntó.

TRATAMIENTO ES GRATUITO, SóLO SE EXIGE TOMAR MEDICAMENTO

El sector salud realiza un plan de apadrinaje de los casos más difíciles y de escasos recursos, que apoyan con diferentes acciones, a fin de que los pacientes puedan terminar su tratamiento.

El Sector Salud les hace el estudio, radiografías, cultivo y tratamiento, todo en forma gratuito. Lo único que se exige es que acudan diariamente a tomar su tratamiento a la unidad que le corresponde, en el caso de pacientes muy decaídos se hacen excepciones y se les da el tratamiento. (ELManana.com)