El Kremlin negó este jueves que el presidente ruso, Vladímir Putin, y el estadounidense, Donald Trump, tuvieran un encuentro “secreto” en la reciente cumbre del G20 y confirmó que en su conversación durante la cena de líderes hablaron de las “adopciones” de niños rusos por ciudadanos de Estados Unidos.

“Sólo puedo confirmar que este tema de verdad se debatió, no puedo decir nada más”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitro Peskov, preguntado por los periodistas acerca de si Putin y Trump habían hablado de ese asunto.

Peskov aseguró que no hubo ninguna reunión “secreta” de los presidentes en Hamburgo durante esa cumbre del G20, el pasado 7 de julio, a parte del primer cara a cara que ambos mantuvieron ese día.

Según dijo ayer Trump en una entrevista al New York Times, es cierto que habló con su colega ruso durante unos 15 minutos durante la cena del G20, pero señaló que la conversación consistió “más que nada en cumplidos”.

También afirmó que habían discutido sobre las adopciones de niños rusos por parte de ciudadanos de Estados Unidos.

Rusia prohibió que los estadounidenses adopten niños rusos en respuesta a la Ley Magnitski, aprobada por el Congreso de Estados Unidos en 2012 y que permite a Washington imponer sanciones a ciudadanos rusos considerados responsables de violaciones de derechos humanos.

Según el hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., ese fue el asunto del que habló con la abogada rusa Natalia Veselnítskaya en la polémica reunión de junio de 2016, en la que supuestamente esperaba recibir información perjudicial para la entonces candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

El pasado 18 de julio, salió a la luz en Estados Unidos un segundo encuentro entre Trump y Putin en la cumbre del G20, pero la Administración estadounidense ha dicho que fue una simple conversación. (Noticieros.Televisa.com)