Estados Unidos.- Nadie sabía nada de Bethany, su padre la buscaba sin éxito, lo único que sabía era que salió a pasear a sus mascotas.

La buscó en aquellos lugares que sabía frecuentaba, hasta llegar a un bosque. Gritaba desesperadamente el nombre de su hija, sin respuesta.

Visualizó a unos perros como cuidando un cadáver que parecía un animal, desafortunadamente no lo era así.

“ Con mucho horror descubrió que no lo era”, sheriff del condado de Goochland, Jim Agnew.

“Fue espeluznante lo que hicieron. En mis 40 años de servicio jamás he visto algo parecido”.

Bethany tenía 22 años y murió a manos de sus perros. Las mascotas de la joven son una mezcla de pitbull con otras razas no definidas.

“Los perros claramente, por lo menos de lo que hemos estimado en una noche oscura, tuvieron que ver con esto. Fue espeluznante lo que hicieron”.

Los perros parecían unas bestias, tardaron una hora al menos en tranquilizarlos y están destinados a morir por el hecho, pero no sin antes investigar las circunstancias.

Según WRIC, las investigaciones previas dieron a conocer que el ataque comenzó por cara y cuello y Bethany fue devorada viva.

“Parece que la tiraron al suelo, perdió el conocimiento y los perros la devoraron hasta la muerte. No había marcas de estrangulación. La víctima tenía punciones en su cráneo, esto no fue un homicidio”, informó Agnew.

Barbara Norris, amiga de la joven, cree imposible que las mascotas la hayan asesinado de tan cruel manera.(debate.com.mx)