Reynosa, Tamaulipas.-  El Servicio de Administración Tributaria (SAT) mantiene retenida en la Aduana de Reynosa una retroexcavadora desde diciembre de 2016, propiedad de Comercializadora Lar Logística Total, con el argumento de que la empresa tiene un domicilio falso.

Sin embargo, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), el notario público 305 de Tamaulipas y hasta el propio SAT ya dieron fe de la existencia y legalidad del domicilio.

Grupo Reforma publicó el viernes pasado que el fisco retuvo la retroexcavadora a cambio de un pago extraordinario de 700 dólares, situación que denunció la empresa.

El SAT respondió a la publicación con una nota informativa en la que asegura que la mercancía está retenida debido a que el domicilio fiscal del contribuyente es falso.

«Como resultado de dicha investigación se emitió orden de embargo por tratarse de un domicilio fiscal falso, por lo que se inició el Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera correspondiente el 19 de diciembre de 2016», detalló.

No obstante, el propio fisco dio con el domicilio fiscal en cuestión desde el 3 de enero de este año.

Lo anterior consta en el acta de verificación de domicilio que realizó la Administración Desconcentrada de Servicios al Contribuyente de Tamaulipas «4» del SAT, misma que solicitó la propia empresa.

En el documento, cuya copia está en posesión de Grupo Reforma, el empleado del SAT, José Ángel Jaramillo Almaraz, marcó como localizado el domicilio, al contribuyente y hasta dio una descripción del sitio.

Asimismo, en su relato, aseguró que fue recibido por empleados de la empresa, además que se observaba a simple vista actividad económica y ésta coincidía con lo asentado en el RFC del contribuyente.

Por si fuera poco, la Prodecon también identificó el domicilio fiscal que el SAT asegura es falso.

Según un acta circunstanciada del ombudsman fiscal, fechada el 15 de diciembre de 2016, la jefa de Departamento de Prodecon en Reynosa señaló que el domicilio sí existe y además fue recibida por empleados de la empresa que acreditaron la legalidad del domicilio.

Para recalcar el hallazgo, la Prodecon realizó un croquis a mano de la ubicación del domicilio.

Una prueba más de la existencia del domicilio fiscal es la fe que dio del mismo el notario Francisco Garza Treviño, con sede en Reynosa, Tamaulipas.

En el acta notarial, Garza Treviño asegura que el 1 de febrero de este año, a las 11:30 horas, acudió al domicilio fiscal de la empresa, ingresó, realizó fotografías y verificó los documentos de constitución de la empresa. (Diario.mx)