Ciudad Madero.- Alto riesgo de explosión se registró el día de ayer en el entronque del Corredor Urbano “Luis Donaldo Colisio”, el Callejón de Barriles y la Avenida Rodolfo Torre Cantú, por el derrame de 17 mil litros de diesel, a consecuencia de una colisión entre dos pipas.

La situación fue a tal grado peligrosa que una camioneta que pasaba por el sitio con seis ocupantes se incendió, debido a la ignición generada por los gases emanados del combustible derramado y el calor del motor en marcha, logrando sus seis ocupantes salir ilesos.

La circulación por las tres arterias, consideradas uno de los principales accesos a playa Miramar, fueron cerradas por cuatro horas que demoraron los trabajos de retiro del material expandido por la zona.

Las instalaciones de Ductos Pemex y el Complejo de Gas Arenque situadas en ese entronque continuaron operando, sin que fuera necesario efectuar evacuación de los negocios cercanos.

“DOMINGO DE PELIGRO”

En punto de las once de la mañana con cinco minutos del domingo se encendieron los focos de emergencia, ya que personal de la gasolinera localizada en el Corredor Urbano, a escasos 50 metros de la Av. Torre Cantú y a un costado de un hotel reportaron el derrame del combustible.

Sergio Antonio Morquecho Cordero, de aproximadamente 60 años, manejaba la pesada unidad Kenworth de doble remolque, cada uno con capacidad de 31,400 litros con rótulos de la empresa Autotanques Mexicanos S.A de C.V.

“Acababa de salir de la zona de llenado de la Refinería Madero, avanzó por el Callejón de Barriles y el intentar tomar el Corredor Urbano se registró un roce con otra unidad de carga, que siguió su marcha” dijo el director de protección civil Roberto Chávez Ortega entrevistado en el sitio.

El trailer con el combustible avanzó unos cuantos metros, notando el operador que por el costado derecho iba dejando una estela de material producto de una rotura en el contenedor posterior.

SE DERRAMAN 17 MIL LITROS.

El autotanque guiado por Sergio Antonio Morquecho Cordero fue aparcado en la estación de servicios, tratando el conductor de contener el derrame pero fue imposible comenzando a expandirse el combustible por el Corredor y la Avenida.

De los 34,100 litros se derramaron por lo menos 17 mil, por lo que minutos se formó un enorme charco de diesel, considerándose la situación como de alto riesgo, por lo he fue reportada a la Central de Emergencias generando el arribo de personal de Gendarmería Nacional, Transito y Protección Civil. (http://elsoldemexico.com.mx/)