Tamaulipas.- En el primer bimestre del 2020 el valor de la construcción de empresas constructoras de Tamaulipas registro una caída de 10.5 por ciento y que representan 476 millones de pesos menos en relación valor facturado en el mismo periodo del 2019 ubicando al estado en la posición 12 a nivel nacional por su desempeño productivo, mientras que en materia de empleo la caída es del 24.7 por ciento al dejar su trabajo a 6 mil 831 obreros de la construcción en todo el estado, debido a la cancelación de obras.

Roberto Salinas Ferrer, presidente de la Cámara Nacional de la Construcción en el estado, dijo que en el inicio esta semana de la llamada “nueva normalidad” se activan más obras y por ende más constructoras participan, y se espera que al menos suban de un 40 por ciento de ocupación a un 70 por ciento sin embargo dejo en claro que todo dependerá de la inversión ya que precisamente ha sido la caída de la misma tanto federal como de los demás niveles de gobierno lo que tiene a este sector en estas condiciones.

En el documento que presenta CMIC señala que la baja del valor de la construcción en Tamaulipas fue por la cauda en las obras destinadas a la conducción de gasolina y gas e instalaciones petroquímicas en un 45.3 por ciento lo que representan 586 millones de pesos, con relación al mismo bimestre del 2019 así como obras para transporte y urbanización que cayó un 27.4 por ciento en tanto que el subsector de edificación residencial industrial comercial y de servicio aumento en un 3-5 por ciento y fue precisamente este el que contribuyo con el 24.4 por ciento al valor total de producción de las empresas constructoras en el estado.

Se precisa que durante el primer bimestre del 2020 el valor facturado de las empresas constructoras en el estado ascendió a 3 mil 935 millones de pesos colocándolo en el lugar 6 por su contribución al valor generado por las empresas constructoras a nivel nacional aportando el 5.4 por ciento, en este periodo el 50.7 por ciento de la obra realizada por las empresas constructoras del estado correspondió a inversión pública con un valor de mil 994 millones de pesos, el resto que es el 49.3 por ciento a in versión privada que fue de mil 941 millones de pesos.

Cabe hacer mención que las obras contratadas por el sector publico cayó un 30 por ciento y las del sector privado aumentaron un 25.6 por ciento. (Expreso.press)