Rusia.- Rusia está de luto tras el accidente del avión TU-154 del ministerio de Defensa que cayó en aguas del Mar Negro a una velocidad de 510 kilómetros por hora y de forma inclinada con 92 personas a bordo.

Hasta el momento fueron localizados 14 cadáveres, 11 de ellos evacuados, y más de 80 fragmentos de los cuerpos.
La búsqueda de 24 horas las realizan más de 100 embarcaciones, casi 30 aparatos aéreos, dos remolcadores con sistemas de rastreo de hasta 300 metros de profundidad, unos 120 buzos y batiscafos del Instituto de Geografía.

En el vuelo viajaban 64 miembros del Conjunto Académico Estatal de Coro y Danza del Ejército ruso “A.V. Alexandrov”, nueve periodistas, ocho tripulantes e igual número de oficiales, dos funcionarios y la doctora Elizabet Glinka, directora del fondo benéfico Ayuda Justa. (http://www.jornada.unam.mx/)