Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Un brote de coronavirus dentro de una casa hogar que maneja el gobierno de Tamaulipas a través del DIF infectó a 86 personas, de las cuales 64 son residentes y el resto es personal que los atendía.

La casa es conocida como San Antonio y alberga a 109 personas, entre ellos bebés de 6 meses hasta adultos de 57 años, que fueron abandonados y que no pueden valerse por sí solos por padecer discapacidades como autismo, síndrome de Down, además de otros problemas neurológicos y sicomotores.

El DIF explicó que en días pasados detectaron el brote en 4 empleados y diez residentes, por lo que se ordenó un examen para todos.

Las autoridades sanitarias aseguraron que todos los pacientes fueron aislados en áreas especiales para ser supervisados las 24 horas por especialistas médicos de la Secretaría de Salud y personal de apoyo del centro asistencial.

Al menos 30 trabajadores de la Planta Nucleoeléctrica de Laguna Verde presentan síntomas de covid-19 y algunos ya han sido confirmados que padecen este mal, por lo que hay preocupación al interior de la central debido a que no hay medidas suficientes para desempeñar sus labores.

Pese a que algunos ya presentan muestras de padecer la enfermedad, hasta que no tienen en sus manos el resultado del examen, no pueden obtener licencia médica, denunciaron. (Excélsior.com.mx)