Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Los 300 elementos de la Policía Federal que estaban comisionados en Victoria fueron trasladados a otras regiones, dejando la capital tamaulipeca sin refuerzos en materia de seguridad.

Debido a un cambio en la estrategia de seguridad, los federales dejaron la ciudad generando una afectación también en la derrama económica que generaban, al desocupar las habitaciones de diversos hoteles como Panorámico, Sierra Gorda, Las Fuentes, Santorin y Hacienda Escondida.

Fuentes oficiales confirmaron la salida de 600 elementos destacamentados en el norte de Tamaulipas, y ahora han dejado la capital donde había 300 de ellos en labores de vigilancia y apoyo de los operativos efectuados por militares y policías estatales.

La salida del contingente obiliga a las corporaciones de seguridad a reagruparese para fortalecer la vigilancia y continuar con rondines, así como con operativos itinerantes.

El municipio de Victoria, al igual que Nuevo Laredo y Reynosa, se encuentran entre las 50 ciudades más violentas del país y para lo cual se anunció una estrategia focalizada y de esta manera bajar el número de homicidios dolosos.

En marzo de este año, 300 elementos federales arribaron a Ciudad Victoria para participar en las actividades de vigilancia y prevención del delito, quienes se instalaron en los hoteles Las Fuentes y Panorámico.

De acuerdo con el coordinador estatal de la Policía Federal, Sergio Licona, la salida de los elementos fue de manera provisional, ya que se espera que en un mes estén de regreso en las principales ciudades de la entidad. (http://www.zocalo.com.mx/)