Altamira, Tamaulipas.- El sacerdote Oscar López Navarro, de 40 años de edad, perteneciente al Decanato Santiago Apóstol de Altamira, fue secuestrado la noche del martes cuando llegaba a la sede de las instalaciones de “Misioneros de Cristo Mediador”, en la colonia La Herradura, en Tampico, cuando procedía de la capilla ubicada en la colonia Satélite.

En rueda de prensa, el sacerdote Ángel Vargas Uribe, párroco de la iglesia “Santiago Apóstol”, confirmó la lamentable noticia.

“Es algo que lamentamos, su secuestro fue a las diez de la noche cuando llegaba a las instalaciones de la sede de Misioneros de Cristo”.

El padre Angel Vargas Uribe, acompañado de doce sacerdotes más que conforman el Decanato, indicó: “No sabemos las causas por las que se lo llevaron, no tenía problemas con nadie… no tenemos miedo, pero es algo que todos estamos expuestos y nosotros no tenemos enemigos con nadie, pagamos puntualmente nuestros impuestos.

Agregó que el sacerdote es una persona de bien, músico, letrado, estudió en el extranjero y lleva 10 años oficiando misa en Altamira; pertenece a la parroquia San José Labrador, en el sector Miramar, en la zona sur de Altamira.

“Es una persona buena, no es controversial ni siquiera, se dedica a formar jóvenes en el área musical, da clases de teología”, añadió. (ElSoldeTlaxcala.com.mx)