Tamaulipas.- Los cortes de energía eléctrica en Tamaulipas continuarán debido a las afectaciones en la infraestructura ocasionadas por fenómenos meteorológicos que se registraron en días pasados.

Actualmente se encuentran fuera de servicio dos centrales eléctricas en la zona fronteriza.

Las afectaciones se agravaron con la presencia de altas temperaturas en la región, lo que provocó aumentos bruscos en la demanda de energía eléctrica, lo que mantiene al Sistema Interconectado Nacional trabajando en el límite.

De acuerdo con fuentes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la tormenta que se registró en la zona de Matamoros y Reynosa el 21 de marzo pasado, dañó 48 torres en cuatro líneas de transmisión de alta tensión en esta área.

Otro de los problemas eléctricos que sufre el noreste del país es que dos centrales eléctricas están fuera de servicio: Río Bravo III y IV, de unos 500 megawatts de capacidad de generación cada una, que opera Mitsui para la CFE en modalidad de Productor Independiente de Energía.

Las fallas en dos centrales eléctricas ha ocasionado una falta de suministro para cubrir la demanda total de electricidad en la región noreste, esperando que estas vuelvan a operar durante las próximas tres semanas, tal como lo informó el Centro Nacional para el Control de Energía (Cenace).

El Cenace dijo que entre el 17 de mayo y el 23 de junio, el margen de reserva de electricidad ha sido menor al mínimo, de 6 por ciento, en nueve ocasiones, situación no vista durante años pasados.

Con un margen mínimo del seis por ciento del consumo de electricidad en la región noreste del país, la red eléctrica, no cuenta con un “colchón” para cualquier tipo de contingencias, es por esto que los cortes en más de siete municipios de Tamaulipas en días pasados.

La saturación de la red eléctrica es un problema que se presenta desde por lo menos hace tres años, sin embargo, se espera que en los próximos meses se pueda mejorar un poco el servicio eléctrico con la apertura de fuentes renovables de energía eléctrica.

Desde hace tres semanas, Tamaulipas ha sufrido apagones constantes en prácticamente todas las regiones de la entidad. En el caso de Victoria y los municipios aledaños, los cortes de energía han coincidido con las altas temperaturas que en la última semana alcanzaron los 42 grados.

Sólo el sábado pasado los habitantes de la capital pudieron disfrutar de temperaturas frescas luego de una lluvia ligera en algunas colonias. (ElManana.com.mx)