Tamaulipas.- Diputados aprobaron modificaciones al Código Penal para el Estado de Tamaulipas que permitirán castigar hasta con seis años de cárcel a quienes brinden servicios de carácter educativo sin contar con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios.

Durante la sesión extraordinaria de este jueves 26 de agosto se dio luz verde al decreto mediante el cual se adiciona el Capítulo VI denominado “Impartición Ilícita de Educación” y el artículo 189 Ter al Título Cuarto, perteneciente al Libro Segundo del Código Penal para el Estado de Tamaulipas.

De acuerdo con lo expuesto, “al que preste servicios educativos que conforme a la ley requieren autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios y no los haya obtenido, se le impondrá una sanción de tres a seis años de prisión y multa de 500 a mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA)”.

Cabe mencionar que acorde al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2021 una uma corresponde a 89.62 pesos, por lo que las multas irían de los 44 mil 810 a los 89 mil 620 pesos.

Además, la multa aumentaría si en los hechos estuviera involucrado algún servidor público a quien se destituiría e inhabilitaría de cinco a 10 años para desempeñar un empleo, cargo o comisión pública.

EDUCACIÓN, FUNDAMENTAL PARA TODOS

En este sentido, los diputados locales también enfatizaron que la educación es fundamental para el desarrollo de cualquier sociedad, por lo que “resulta fundamental contar con disposiciones jurídicas que promuevan y desarrollen su protección y garantía para su ejercicio pleno, razón por la cual tenemos a bien declarar procedente el sentido de la acción legislativa que nos ocupa, con los ajustes antes descritos”.

Es así como, por ley, habrá castigos que superarían los 80 mil pesos de multa y la prisión por hasta seis años a quienes ofrezcan servicios educativos en Tamaulipas sin contar con la validez oficial, siendo esto una acción contra las escuelas o maestros «patito». (www.elsoldetampico.com.mx)