El dirigente de Morena y aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador, expresó que si la gente no lo elige como mandatario en 2018 se refugiará en la Quinta La Chingada, ubicada en Chiapas, una propiedad que le heredaron sus padres y que a su vez él asegura haber cedido a sus hijos.

“Si el pueblo de México se manifiesta en 2018 por un cambio de fondo y me da su confianza, vendría a la quinta como ahora, de vez en cuando; pero si la mayoría de la gente dice que no me quiere gobernando o los de la mafia del poder nos lo impiden, entonces sí me iría literalmente a La Chingada. Es mi plan B: refugiarme en este lugar maravilloso”, indicó en un texto publicado en el diario Reforma, y luego replicado en su cuenta de Facebook.

“Deseo vivir cuando pueda y hasta que muera en la Quinta La Chingada”, agregó tras asegurar que aunque entregó a sus hijos la Quinta la Chingada, se reservó el derecho al usufructo.

López Obrador ya compitió por la presidencia en 2006 y 2012. En ambos casos reclamó un fraude en su contra, al ser superado en la cantidad de votos por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, de acuerdo con los conteos oficiales. (AnimalPolitico.com)