Cuatro tripulantes y 99 pasajeros, entre ellos 11 menores, sintieron ayer que volvieron a nacer.

Durango.- Un avión Embraer 190, en el que salieron de la ciudad de Durango rumbo a la CDMX pasadas las 15:00 horas, se desplomó poco después de despegar y luego se incendió. No hubo muertos y diez personas salieron ilesas. El herido más grave es el capitán, que entró a cirugía, aunque su vida no peligra, dijo Andrés Conesa, director de Aeroméxico.

De acuerdo con el gobernador José Rosas Aispuro, 49 heridos fueron hospitalizados, 37 de los cuales estaban en el IMSS, ISSSTE y centros de Salud estatal. Varios fueron dados de alta ayer. El mandatario indicó que rachas de viento pudieron haber afectado al avión, que despegó bajo condiciones de lluvia.

“Por apreciaciones de la torre de control, la aeronave, tras levantar el vuelo, repentinamente fue afectada por una ráfaga de viento que la hizo descender bruscamente y tocar tierra con el ala izquierda, desprendiéndose los dos motores del mismo”, indicó.

Sin embargo, Conesa descartó dar un dictamen preliminar, pues dijo que eso significaría especular.

Afirmó que el avión, matrícula XA-GAL, tiene diez años de antigüedad y su último servicio se le hizo en febrero de este año, por lo que cumple los estándares de seguridad nacionales e internacionales.

La SCT ordenó la integración de una comisión para investigar el accidente.

Sobrevivieron para contarlo

Los 99 pasajeros y cuatro miembros de la tripulación sólo resultaron con heridas.

Un avión de Aeroméxico se desplomó la tarde de ayer en el Aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria de Durango, con un saldo de 85 pasajeros heridos.

La aeronave Embraer 190, matrícula XA-GAN, de fabricación brasileña, con capacidad de 100 pasajeros, cubría el vuelo 2431 de Durango-México.

Elementos de Protección Civil y de los gobiernos estatal y municipal realizaron los trabajos de auxilio a espaldas del aeropuerto para rescatar a los 99 pasajeros y los cuatro integrantes de la tripulación.

La Cruz Roja informó que 30 paramédicos de la institución acudieron al lugar del accidente aéreo con 15 ambulancias.

Del total de pasajeros, 10 resultaron ilesos, y el resto sufrió heridas menores, que les permitieron ser dados de alta por la noche.

Ayer mismo, por la tarde, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes emitió un comunicado en el cual apuntó que el percance aéreo ocurrió a las 16:00 horas, sin embargo los pasajeros aseguran que despegó entre las 15:12 y las 15:15, unos minutos después de haberse elevado, se desplomó y salió de la pista.

El accidente ocurrió cuando caía un torrencial, incluso el piloto advirtió sobre el mal tiempo, antes del despegue, según lo narrado por algunos de los pasajeros.

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores consideró que la tripulación pudo haber realizado una maniobra de aborto de despegue por alguna condición que lo impidió. Hay muchas posibilidades que pueden generar el aborto de despegue, como una falla de motor, un viento arrochado o la falla de otro sistema como el hidráulico o eléctrico”, dijo Mauricio Aguilera, secretario de Prensa de ASPA.

Ayer por la noche, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, dijo “Por apreciaciones de la torre de control, la aeronave, tras levantar el vuelo, repentinamente fue afectada por una ráfaga de viento que la hizo descender bruscamente y tocar tierra con el ala izquierda, desprendiéndose los dos motores del mismo”.

Tras el percance se reactivó la operación de la terminal aérea de esta capital.

Sin dictamen

El director de Aeroméxico, Andrés Conesa, confirmó que hasta el momento no existe un dictamen preliminar sobre las causas del accidente que involucró a una aeronave Embraer 190 matrícula XA-GAL, cuando cubría el vuelo 2431 en la ruta Durango México. Reiteró que no hubo fallecidos. En conferencia de prensa, el directivo reveló que en el vuelo iban 99 pasajeros, de los cuales 9 eran adolescentes y dos infantes. Además de los cuatro miembros de la tripulación.

Descartó dar un dictamen preliminar sobre el incidente, pues dijo que eso significaría especular y reiteró que se iniciarán las investigaciones correspondientes.

Entre los pasajeros del avión estaba el secretario general del Comité Directivo Estatal de Acción Nacional, Rómulo Campuzano González, quien resultó con heridas leves y está fuera de peligro, señaló a Imagen Televisión su hermana Gina Campuzano.

La Procuraduría General de la República (PGR) inició una carpeta de investigación por la caída del avión en Durango.

Por otra parte, el presidente Enrique Peña Nieto se congratuló de que no hubo víctimas fatales en el accidente aéreo y expresó su solidaridad para con los heridos, a quienes además deseó pronta recuperación.

En tanto, Andrés Manuel López Obrador envió un abrazo “muy fuerte, muy fuerte” a todas las personas que sobrevivieron al desplome del avión de Aeroméxico. También solicitó que se investiguen las causas del desplome.

Atienden a 37 pasajeros heridos IMSS e ISSSTE

Por la caída del avión de Aeroméxico fueron atendidos 37 pasajeros de Aeroméxico en diversos hospitales del IMSS, ISSSTE y de la Secretaría de Salud Pública del estado de Durango.

El IMSS informó que 12 personas fueron trasladadas al Hospital General de Zona No.1 de Durango.

El Seguro Social indicó que los heridos arribaron al hospital a las 17 horas y son atendidos por personal médico y de enfermería, sin determinar el estado de salud de los afectados.

El ISSSTE informó que recibieron a siete personas heridas, en el Hospital General Doctor Santiago Ramón y Cajal, de los cuales cuatro pacientes continúan hospitalizados y el resto fue dado de alta.

El instituto indicó que los pacientes que se encuentran hospitalizados permanecen en observación y sin gravedad en su estado de salud.

Se trata de María Muñoz, 47 años de edad, quien resultó con contusión de hombro y abdomen; Ramona Herrera, 52 años de edad, con golpes contusos y en valoración; y Claudia Verónica de la Cruz, 47 años de edad, contusión en tórax, sin riesgo y Julián Eduardo Dávila, 47 años de edad, contusión de tórax, a quienes se determinó que están sin riesgo de salud.

Por su parte, la Secretaria de Salud informó que en el Hospital General de Durango son atendidos 18 heridos, sin determinar cómo se encuentran los pasajeros. (Excélsior.com.mx)