Tamaulipas.- Solamente un huracán o un ciclón podría sacar a Tamaulipas de la sequía que enfrenta desde hace algunos años, sostuvo el Secretario de Desarrollo Rural, Ariel Longoria García.

Dijo que un fenómeno meteorológico de ese tipo proporcionará bastante agua y las presas alcanzarían su volumen normal de almacenamiento. Tanto la presa Falcón como la de La Amistad están en muy bajos niveles y se espera que con las lluvias poco a poco aumente su capacidad.

“Tenemos de aquí hasta finales de octubre para captar el agua necesaria y tener un buen ciclo agrícola; también para cubrir las necesidades de la población”, dijo Longoria García y refirió que desde hace 2 o 3 años enfrentan dificultades con el agua que se requiere para el riego.

Longoria García señaló que el almacenamiento de las presas ha ido a la baja, ya que cada año los distritos de riego consumen gran parte del líquido; otra parte es para uso urbano y por ello, los niveles disminuyen cada vez más.

“Al mes de mayo en promedios de año con año vamos debajo del 40 por ciento de la lluvia que por lo regular teníamos esos meses”, puntualizó el Secretario y dijo que esto afecta el almacenamiento.

La presa Falcón que es la que abastece al distrito de riego 025, tiene un tamaño de aproximadamente 202 mil hectáreas, es de las más afectadas y está en situación crítica.

“Acaba de terminar el ciclo de riego del distrito 026 de la Marte R. Gómez, es de aproximadamente 60 mil hectáreas y afortunadamente ha estado lloviendo”.

El funcionario reconoció que después de terminar un ciclo de riego disminuye el agua en las presas, pero siguen los meses para recolectarla: de junio a septiembre. Es ahí cuando vuelven a sus niveles y se espera que este año sea igual. (VoxPopuliNoticias.com.mx)