Tamaulipas.- De 10 mil se incrementó en Tamaulipas a 12 mil el número de viviendas abandonadas, aunque estas 2 mil que se sumaron no son recientes son procesos que estaban pendientes de años y que han sido incluidos, de hecho en los últimos dos años no se han presentado más casos de abandono de casas y esto obedece a que se han puesto a disposición de los acreditados una gran cantidad de programas de apoyo para conservarlas.

Honorio Cortázar Salazar delegado de INFONAVIT en estado afirmó el importe que hay que pagar del crédito no es la causa principal el abandono de viviendas, realmente lo que causa el abandono de las viviendas es la falta de atención, una vivienda se deja porque no hay agua, o se inunda, no hay alumbrado, no hay seguridad, no hay mantenimiento a los pavimentos, no hay parques no hay escuelas, no hay transporte y eso hace que la gente comience a pensar en dejar la vivienda.

Ahora la vivienda abandonada es mucho menos que antes con las nuevas premisas y ahorita INFONAVIT y SEDATU firmaron un convenio para atender el problema de la vivienda abandonada, ahora no solo se arreglan las casas abandonadas para volverlas a poner en venta o disponibles para otro acreditado, ahora SEDATU con el auxilio del Ayuntamiento va determinar lo que le falta a ese fraccionamiento, sobre los motivos de que haya vivienda abandonada e invertir para corregir las posibles fallas de servicios para que haya agua, drenaje, alumbrado es decir en forma simultanea se arregla el entorno y las casas y cuando ya se arregle se ofrecen a la gente que vive cercas.

“Ahorita hemos subido a 12 mil viviendas abandonadas de las 10 mil que se manejaban hasta antes de esta nueva administración federal pero es porque había algunas que estaban ya en proceso y se agregaron pero ya la gente no abandona fácilmente la vivienda y es que se cuenta con muchos programas para evitarlo, adaptando a las posibilidades del trabajador” precisó

Expuso que la vivienda abandonada arreglada aún no se colocara aunque hay varios esquemas para ello, primero donde hay mucha vivienda abandonada si está accesible para que el Municipio, el Estado o los sindicatos las adquieran las compre y coloque con sus posibles beneficiarios pero la mayoría ya después de arregladas se van a poner disponibles para créditos a trabajadores formales inscritos en el INFONAVIT primero a los que estan cercas de las mismas, a sus familiares por ejemplo.

Reconoció que esto de la vivienda abandonada antes era negocio, se las daban a empresas que las arreglaban les ponían un porcentaje de utilidad muy elevado y luego las vendían ahora no aunque si se apoyaran en constructores, en vendedores pero van a ganar un porcentaje limitado, en México se vendían en subasta a un precio muy bajo y cuando llegaba al trabajador estaba demasiada cara la vivienda. (Expreso.press)