“Soy libre y tengo mi pasaporte”, aseguró el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, a los medios de comunicación tras recoger su pasaporte en los juzgados de la Audiencia Nacional en España, luego de que el juez español Santiago Pedraz decretó el fin de medidas cautelares en su contra.

“Estoy muy contento, muy tranquilo, muy en paz”, afirmó el también ex líder priísta, antes de abordar un taxi afuera de la Audiencia.

La Fiscalía española no impugnó la libertad bajo caución decretada por el juez para el ex dirigente del PRI; sin embargo, las investigaciones en su contra continúan, por lo que podría ser llamado para nuevos interrogatorios.

El ex presidente del PRI, de 49 años, fue detenido el 15 de enero al llegar al aeropuerto de Madrid por orden de la Fiscalía Anticorrupción. Ésta lo investiga por presunto blanqueo de dinero recibido desde México, procedente de dos empresas suyas, mientras estaba en España, donde en 2013 realizó un máster.

La causa contra él en España comenzó a raíz de unas diligencias que solicitaron las autoridades judiciales de Estados Unidos a las españolas cuando el país lo empezó a investigar por blanqueo y malversación.

A Moreira se lo relaciona presuntamente con la banda de Los Zetas y con los hermanos Raúl y Rolando González Treviño, quienes supuestamente blanquean dinero para cárteles de la droga mexicanos.

Los fiscales sospechan que blanqueó dinero en España procedente del tráfico de drogas, según fuentes de la investigación.

El juez Pedraz, sin embargo, no vio indicios para dejarlo en prisión preventiva. (http://www.jornada.unam.mx/)