Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El incremento en los precios del gas, de la gasolina y de la tonelada de harina de maíz, provocarán que el precio de las tortillas se eleve y alcance los 20 pesos por kilo, aseguró Enrique Yáñez Reyes.

“Cada empresario va a ofrecer el precio de tortillas de acuerdo a sus costos de operación”, comentó el líder del ramo, quien destacó el aumento del gas LP, de las gasolinas y diésel, así como el precio de la tonelada de harina de maíz que ahora se adquiere en 11 mil pesos, lo que representa un aumento de 490 pesos respecto al último precio registrado.

“Con todo esto se van a disparar los precios de los fletes, transportación, refacciones, lo que va a impactar a la industria de la masa y la tortilla y a la economía familiar nacional”, agregó.

Apuntó que actualmente los precios van desde los 15 a los 19 pesos, de acuerdo a cada empresario, sin embargo señaló que éstos podrían elevarse hasta los 20 pesos o más, “dependiendo de los costos de operación de cada empresario”.

Yáñez Reyes agregó que otra de las afectaciones que han tenido los industriales de la masa y las tortillas es la inseguridad, que se refleja en robos, extorsiones y secuestros o asesinatos de empresarios o de empleados de las tortillerías.

“Hay negocios que tuvieron que cerrar a causa de la inseguridad, algunos dueños perdieron la vida o sus empleados”, apuntando que en el caso de la zona centro del estado serían alrededor de 40 los negocios de este ramo que cerraron a causa de la inseguridad, afectando con ello alrededor de 200 empleos directos y otros más de manera indirecta.

El empresario del sector señaló que aunque no se tiene el número de empresarios y empleados que perdieron la vida el año pasado a causa de eventos relacionados con la inseguridad, señaló que ciudades como Hidalgo, Victoria, Reynosa y Ciudad Madero, se han convertido en focos rojos para el desarrollo del ramo de la masa y las tortillas.

Por último, el empresario señaló que la venta de tortillas en los supermercados les ha afectado de manera importante.

“Ellos amortiguan sus costos de operación con otros productos y se convierte la tortilla en producto gancho” y aunque agregó que algunas tortillerías ya venden dulces, refrescos y otros productos, las grandes tiendas se han convertido en una amenaza para la subsistencia de estos pequeños negocios. (http://www.elfinanciero.com.mx)