México.- Durante la primera semana de mayo, el dólar registró un sesgo al alza y volvió a cotizar sobre los 19 pesos en operaciones al mayoreo, ante el fuerte descenso de los precios internacionales del petróleo.

Las señales sugieren que los recortes en la producción de la OPEP pactados para el primer semestre del año no han sido efectivos, lo que obliga a replantear la estrategia del cartel petrolero, dijo Enrique Silva, analista de temas energéticos.

El peso también se vio presionado por las expectativas de nuevos incrementos en las tasas de interés de la Fed, de modo tal que ambos factores impactaron en la cotización del tipo de cambio que presentó una depreciación de 0.78 por ciento o 14.6 centavos en la semana terminada el 5 de mayo, cotizando alrededor de 18.97 pesos por dólar en operaciones al mayoreo.

El crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) cerró la semana pasada con un baja de 6.20 por ciento respecto a la previa, para ubicarse en 46.27 dólares por barril y tocando un mínimo de 43.76 dólares por barril, principalmente por el aumento sostenido de la producción de crudo en EU, así como niveles máximos en los inventarios.

Joel Martínez, economista de la firma de corretaje financiero SIF ICAP, aseguró que el mercado petrolero cuenta con una sobreoferta estructural que es un factor que debilitará a la moneda nacional.

“Vienen apareciendo nuevos factores que nos hacen pensar que en las próximas semanas viviremos un proceso de fuerte debilidad del peso. Los de coyuntura son la caída del precio del crudo y la fortaleza del euro por las elecciones en Francia que debilitan los arbitrajes de portafolios globales”, indicó. (ElFinanciero.com.mx)