Palestina.- Los fallecimientos se han registrado en el marco de la ‘Gran Marcha del Retorno’, en la que miles de palestinos reclaman su derecho a regresar a los territorios de los que fueron expulsados durante la creación del Estado de Israel, en 1948.

Un palestino de 29 años murió el lunes por las heridas que sufrió a causa de los disparos del Ejército israelí durante las protestas multitudinarias que han tenido lugar en los últimos días a largo de la frontera de Gaza con Israel, dijo el Ministerio de Salud palestino.

Por su parte, las autoridades de defensa israelíes confirmaron que Israel tiene en su poder los cadáveres de dos presuntos miembros de Hamas.

Con la muerte del lunes, aumentaron a 18 los palestinos abatidos por el Ejército israelí desde el viernes.

Hamas dijo que la marcha multitudinaria del viernes fue la primera en las seis semanas de protestas contra el bloqueo fronterizo impuesto hace una década.

Israel ha rechazado las afirmaciones de que aplica un uso excesivo de la fuerza y alega que defiende su frontera contra lo que describe como la agresión de Hamas bajo el disfraz de protestas multitudinarias.

La ‘Gran Marcha del Retorno’ también pretende reivindicar el derecho al regreso de los palestinos y sus descendientes que fueron expulsados de lo que hoy es territorio israelí durante la creación del Estado de Israel en 1948.

Según el Ejército israelí, al menos diez de los palestinos muertos eran militantes de las Brigadas al Qassam, el brazo armado de Hamas.

La organización islamista solo admitió que cinco de los muertos eran miembros de las Brigadas.

Señaló que los efectivos tienen la orden de actuar específicamente contra “los principales instigadores”.

Grupos de derechos humanos afirman que es ilegal abrir fuego contra palestinos que no representan una amenaza para las vidas de los soldados.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y grupos defensores de los derechos humanos han exigido una investigación independiente de lo incidentes mortales ocurridos el viernes.

Sin embargo, el gobierno israelí descartó cualquier tipo de cooperación para investigar la actuación de su ejército. (Excélsior.com.mx)