Tamaulipas.- De acuerdo a cifras proporcionadas por un boletín del Sistema Epidemiológico Nacional 4 de los 22 casos de lepra en la República Mexicana están localizados en Tamaulipas.

El estado se coloca solo abajo de Michoacán que liderea la lista nacional de casos de lepra.

La lepra es una enfermedad infecciosa y crónica, causada por una bacteria, que se caracteriza por lesiones y heridas en la piel, las mucosas y el sistema nervioso periférico.

La OMS advierte que los síntomas pueden aparecer en 1 año, pero también pueden tardar hasta 20 años.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “cuando los casos no se tratan al inicio de los signos y síntomas, la enfermedad puede causar secuelas progresivas y permanentes, que incluyen deformidades y mutilaciones, reducción de la movilidad de las extremidades e incluso ceguera”.

La prevalencia de lepra es tan antigua en México como el encuentro de los mundos. Aunque la batalla contra la lepra comenzó en el siglo XVI, el primer Programa Nacional para el Control de la Lepra es de 1960.

Oficialmente la lepra dejó de ser un problema de salud pública en 1994, cuando México alcanzó la meta de tener menos de un caso por cada 10 mil habitantes.

El reporte se da a conocer continuamente a través de boletines del istema epidemiológico nacional donde advierten que si no es diagnosticada ni tratada a tiempo, puede causar diversas discapacidades.

A nivel institucional se llama al personal de salud aumentar el conocimiento de esta enfermedad y promover entre la población las características de la lepra, entre ellas; que es una enfermedad muy poco contagiosa, que es curable al 100 por ciento y que el tratamiento es totalmente gratuito en cualquier unidad de salud del país.

Se fomenta acciones de promoción para que toda persona que presente una zona del cuerpo o una mancha en la que se ha perdido la sensibilidad, el vello y la sudoración, sea valorada.

La lepra es causada por la bacteria Mycobacterium leprae, que se disemina cuando una persona inhala las pequeñas gotas en el aire liberadas cuando alguien con lepra tose o estornuda.

Sus síntomas son lesiones cutáneas, debilidad muscular, entumecimiento de las extremidades, e incluso, dejar de sentirlas.

La enfermedad se presenta en dos formas comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero la forma lepromatosa es más grave y produce grandes protuberancias e hinchazones.

El periodo de incubación de la lepra es muy lento, de modo que los afectados pueden permanecer asintomáticos durante años (de cuatro a diez años, incluso). Esto hace más difícil el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Esta enfermedad sí tiene cura. Consiste en una combinación de medicamentos que eliminan la bacteria, cura al paciente y detiene la transmisión. El tratamiento es completamente curativo y gratuito. (elmanana.com.mx)