Desde hace cinco años, Tamaulipas encabeza las violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, según cifras oficiales.

Desde el 2012 al 2015 ocupó el primer lugar por este delito federal que puede implicar desde uso de objetos con pólvora, hasta llevar fusiles de uso exclusivo del Ejército.

En los primeros cuatro meses del 2016, Tamaulipas registró 405 incidencias, mientras que Baja California tuvo 379 y Jalisco 371 casos.

A decir del abogado especialista en Derecho Penal, Jorge Huerta, esto es un reflejo de que la autoridad está rebasada y de la falta de coordinación entre los gobiernos municipales, estatal y federal.

“Nuestras autoridades tanto autoridades municipales, como estatales y federales no están cumpliendo con sus funciones, en relación a campañas de despistolización, cualquier persona en Jalisco, en la Zona Metropolitana de Guadalajara porta arma, porque tiene pleno conocimiento que las autoridades no actúan”, afirmó Jorge Huerta.

La solución, planteó, está en la colocación de retenes similares a los que ya operan bajo el operativo “Salvando Vidas”, acompañados con gente especializada en derechos humanos para garantizar el respeto.

Tamaulipas concentra el mayor número de denuncias de tráfico de armas y explosivos, así como otras violaciones a la ley federal en la materia. Igualmente, entre el 2010 y 2015 esta entidad tuvo las tasas de secuestro más altas del país, muy por arriba del promedio nacional. (ElManana.com.mx)