Tamaulipas.- El Gobierno de Tamaulipas verificará las condiciones que guardan las casas de atención a migrantes ubicadas en la frontera del estado, con el propósito de corroborar que se encuentran preparadas para atender el flujo de deportaciones, que generará el cambio de políticas migratorias en Estados Unidos.

El Director del Instituto Tamaulipeco del Migrante, José Martin Carmona Flores, anunció que como parte de las medidas de prevención, que tienen como propósito garantizar las condiciones de ingreso para los connacionales, se establecerá un proyecto denominado “Regreso Seguro a Casa” con el cual, los deportados reciban el apoyo de transporte, para regresar a su ciudad de origen.

Carmona Flores, dijo que el Gobierno del Estado, certificará los conocimientos laborales y educativos adquiridos durante su estancia en la Unión Americana, y así, las personas deportadas, puedan integrarse lo más pronto posible a la vida productiva de este país.

Aunado a lo anterior, se debe tener listo en las próximas fechas, un programa alimentario y los lugares donde se pueda ofrecer este servicio para las personas que sean repatriadas por la frontera de Tamaulipas, específicamente, por los municipios de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. (Posta.com.mx)