Tamaulipas.- Derivado del mecanismo de seguimiento a planes, programas, recursos y acciones para identificar los contratos y adquisiciones que han realizado los gobiernos estatales en el marco de la emergencia sanitaria y sus efectos económicos y sociales, Transparencia Mexicana y Tojil detectaron que 19 estados incumplen obligaciones de trasparencia en materia de contratación publica.

Tamaulipas aparece en esta lista

Posición vulnerable de Tamaulipas en riesgos de corrupción
El reporte de las dos organizaciones señala que Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán están en una posición vulnerable en términos de riesgos de corrupción al no publicar información sobre compras y adquisiciones.

Mientras que el resto, es decir 13 estados, sí publicaron información de contratos por Covid-19 el gasto superó los 8 mil millones de pesos.

Las organizaciones, recordaron que la publicación de las adquisiciones y obras no es optativa. Es una obligación señalada en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información”, recordaron las organizaciones.

No obstante que la Ciudad de México, Chihuahua, Coahuila, Colima, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Zacatecas ha hecho público al menos el monto de las contrataciones en la compra de bienes y servicios para atender Covid-19, a través del programa #SusanaVigilancia se identificó que la información publicada tampoco es homogénea.

En el caso de Zacatecas, dado que sólo hace público el monto total de los recursos que ha ejercido en Covid-19 a través de la adquisición de bienes y servicios, no es posible consultar la información sobre cada uno de los procesos de compra o contratos realizados por el estado.

Mientras que seis entidades –Ciudad de México, Chihuahua, Estado de México, Nuevo León, Sinaloa y Sonora– lo hacen en más de un formato, lo que amplía las posibilidades de que las personas consulten información para darle diferentes usos.

Pero solo la Ciudad de México es la única que cuenta con una interfaz de programación de aplicaciones (API) que permite que esa información pueda hablarse con otros sistemas.

Tojil y Transparencia Mexicana informaron que este ejercicio se mantendrá durante la contingencia y sus efectos, actualizando la información conforme los gobiernos la publiquen, además que en coordinación con otras organizaciones civiles y académicas analizarán a profundidad cada uno de los planes estatales con el ánimo de identificar buenas prácticas que podrían ser replicadas en otras entidades federativas. (ElManana.com.mx)