Tamaulipas.- La Secretaria de Salud de Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa, descartó que se vaya a retroceder en el semáforo sanitario ante el incremento de casos que se presenta en esta capital.

Sin embargo, dijo que Victoria se mantendrá en la fase dos hasta que no disminuya el número de contagios, casos activos o defunciones por COVID-19.

“No vamos a retroceder en cuestión de la apertura económica, ustedes saben que sí bien es cierto la prioridad del Gobierno del Estado, de la Secretaría de Salud, del Sector salud del Estado, ha sido la vida de los tamaulipecos”, dijo.

Lamentó la falta de colaboración por parte de los ciudadanos para disminuir el número de contagios que se registran.

Mencionó que algunas personas todavía se rehúsan a utilizar el cubrebocas, guardar la sana distancia y quedarse en casa para prevenir nuevos contagios.

Insistió en que no habrá retroceso a la fase uno, ya que también ante el cierre de los negocios dentro de esa fase estos están muy castigados.

“Ustedes son testigos de cómo se ha castigado la parte económica de los municipios y como ha habido una situación muy dura para todas las familias y sobre todo la micro, mediana empresas que es la que más ha sufrido”, recalcó.

Recordó que sólo una vez se ha regresado a la fase uno a todo el Estado, y se pudo controlar el proceso.

Adelantó que se piensa hacer una estrategia para Victoria, donde se incluiría reforzar los lugares que puedan convertirse en mayor número de contagios.

Por otra parte, agregó que empezarán a abrir la consulta externa de los hospitales no COVID, empezando por el norte donde hay menos casos como en Nuevo Laredo y Reynosa.

En Matamoros, están empezando a disminuir los casos y ese municipio será analizado en los dos siguientes días, adelantó.

Por otra parte, Molina Gamboa, se refirió a la aplicación de la vacuna contra la influenza señalando que se aplicarán 961 mil dosis.

Esta campaña estará vigente del 29 de septiembre al 30 de diciembre, pero las primeras 2 semanas estarán vacunando a los médicos y enfermeras.

A partir del 15 de octubre se abrirá a la población haciendo énfasis en vacunas a la población vulnerable como son los menores de 5 años, adultos mayores, mujeres embarazadas, etc.

Lo que se busca es reducir los contagios de influenza que al ser similares a los de COVID-19, llevarían a las personas a los hospitales saturando los servicios de salud.

El Gobierno de Tamaulipas, ha destinado 938 millones de pesos para atender la pandemia del coronavirus.

De estos, 414 millones de pesos se han gastado en equipo de protección para el personal médico y el resto en compra de equipo como ventiladores, insumos, medicamentos material de curación y demás. (VoxPopuliNoticias.com.mx)