Tamaulipas.- El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, puntualizó que es necesario y trabajo binacional entre México y Estados Unidos para frenar el contrabando de armas que generan violencia en distintas partes de la República, por lo que espera que con la nueva administración encabezada por el demócrata Joe Biden existas los acuerdos y la colaboración en conjunto entre ambas naciones.

Recalcó que su administración ha colaborado con siete agencias federales norteamericanas dentro del programa de seguridad y prosperidad fronteriza, campaña que ha dado buenos resultados en materia de seguridad.

«También es cierto que hemos señalado que uno de lo principales problemas generados de violencia en nuestro país es el contrabando de armas», declaró.

Es por ello que insistió en que se requiere un esfuerzo por parte de los dos países, tanto del origen del armamento, como del que las recibe, en este caso México.

«Es ahí donde tiene que ver un esfuerzo entre ambos países, aquellos que es el origen de las armas y aquellos que pueden frenarlas al momento de llegar al territorio nacional y me refiero a las autoridades mexicanas, en este caso aduanas», puntualizó.

García Cabeza de Vaca, recalcó que al tener Tamaulipas 17 cruces fronterizos, desde Nuevo Laredo a Matamoros, es necesaria la colaboración y la voluntad política, pero sobre todo acciones «y es ahí donde esperamos que el próximo gobierno que empieza el día 20 de enero en Estados Unidos, el gobierno del señor Joe Biden trabaje de la mano con las autoridades mexicanas para evitar que la introducción de armas siga generando violencia en nuestro país».

«Es un trabajo que tiene que ser binacional y esperamos que esos acuerdos se lleven acabo para evitar la introducción ilegal de armas a nuestro país», insistió.

Hay que señalar que autoridades de Tamaulipas han realizado importantes decomisos de armas de distintos calibres, entre ellos las denominadas Barret 50. Tal es el caso ocurrido en junio del 2020 cuando elementos de seguridad detectaron contenedores de enfriamiento con un arsenal en Reynosa; había 54 armas de alto poder, así como 151 cargadores y poco más de 28 mil 800 cartuchos.

Las investigaciones arrojaron que las armas de fuego fueron introducidas a México de manera ilegal por el cruce fronterizo de la ciudad de Miguel Alemán, que colinda con Roma, Texas.

De Enero a Noviembre 2020, se indica que en Tamaulipas se decomisaron más de 1,206 armas largas, 247 cortas; asi como 32 granadas, 17 lanza granadas y 2 lanza cohetes, así como las de 353 mil cartuchos.

Lo anterior se trata de datos preliminares de la FGR con base en puestas a disposición de corporaciones estatales y federales logradas en diferentes aseguramientos. (heraldodemexico.com.mx)