Los Angeles.- El mexicano Alejandro González Iñárritu demostró este jueves que es uno de los cineastas más importantes de Hollywood al ser nominado por segundo año consecutivo al Óscar por su dirección en The Revenant (El renacido).

El director fue el gran triunfador de la pasada gala con su comedia Birdman, que se llevó cuatro estatuillas, incluidas Mejor película y Mejor guión.

Este año regresa con un western protagonizado por Leonardo DiCaprio sobre la supervivencia y la venganza.

El actor encarna al trampero canadiense Hugh Glass en la conquista del oeste sobre los años 1820, que fue enterrado vivo por sus compañeros de expedición tras resultar gravemente herido por un oso. González Iñárritu se fue hasta el frío polar de Calgary (Canadá) y de la Patagonia argentina para buscar las condiciones climátológicas más extremas en las que rodar su película.

A su lado estuvo su compatriota Emmanuel Lubezki, uno de los directores de fotografía más prolíficos de la industria del entretenimiento, que también recibió una candidatura por este film. Lubezki podría llevarse su tercer Óscar consecutivo, tras triunfar por Birdman en 2015 y Gravedad en 2014.

La obsesión de ambos por ajustarse a la realidad les hizo rodar únicamente con luz natural.

“Cada película es muy difícil de hacer y esta es la aventura más difícil en la que me he embarcado. El dolor es temporal, pero esta película es para siempre”, dijo el cineasta al triunfar el domingo en los Globos de Oro.

González Iñárritu, de 52 años, competirá por el Óscar a Mejor director con Adam McKay (La gran apuesta), George Miller (Mad Max: Fury Road), Lenny Abrahamson (La habitación) y Tom McCarthy (Spotlight).

De ganar la estatuilla, el mexicano se convertiría en el tercer cineasta de la historia que es recompensado dos veces seguidas por su dirección.

Antes lo logaron John Ford en 1941 y 1942 (Uvas de la ira y ¡Qué verde era mi valle!) y Joseph L. Mankiewicz en 1950 y 1951 (Carta a tres esposas y La malvada o Eva al desnudo).

Los Óscar serán entregados el domingo 28 de febrero en el teatro Dolby de Hollywood.

Mad Max: Fury Road, de George Miller, consiguió 10 nominaciones, entre ellas mejor película. La épica de ciencia ficción de Ridley Scott The Martian consiguió siete nominaciones, incluyendo mejor película, pero no le mereció una a Scott como director.

Ocho filmes fueron nominados a mejor película. Los otros cinco son: el drama de Tom McCarthy sobre periodismo investigativo Spotlight, el thriller de la Guerra Fría de Steven Spielberg Bridge of Spies, la adaptación de Adam McKay de The Big Short de Michael Lewis, el drama de una madre e hijo en cautiverio Room y el relato de inmigración irlandesa Brooklyn.

Por fuera se quedaron el aclamado romance lésbico de Todd Haynes Carol y la cinta biográfica sobre N.W.A Straight Outta Compton.

En cuanto a actuaciones, que notablemente no incluyeron a Idris Elba por Beasts of No Nation ni a Benicio Del Toro por Sicario, todos los nominados fueron blancos al igual que el año pasado, cuando la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas fue fuertemente criticada por esto.

La presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, había incrementado los esfuerzos para diversificar a sus miembros, y nombró a Chris Rock como anfitrión para la ceremonia de este año, que se realizará en Los Angeles el 28 de febrero.

Por el premio al mejor actor compiten, además de DiCaprio, Matt Damon (The Martian), Michael Fassbender (Steve Jobs), Eddie Redmayne (The Danish Girl) y Bryan Cranston (Trumbo).

En el rubro de mejor actriz figura la favorita Brie Larson, por “Room”, junto con Jennifer Lawrence (Joy), Cate Blanchett (Carol), Saoirse Ronan (Brooklyn) y Charlotte Rampling (45 Years).

Tierra de cárteles, dirigido por Matthew Heineman y producido por Kathryn Bigelow (The Hurt Locker), que trata sobre los grupos de autodefensa del estado mexicano de Michoacán, fue nominado hoy en la categoría de mejor documental para los Oscar. (http://www.jornada.unam.mx/)